We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Claudio, el alcalde araña y la República de Weimar

3 6 0
08.01.2020

I Claudius, (1934) de Robert Graves, fue clasificada, a comienzos del siglo, como una de las cien mejores novelas de la pasada centuria. Es una fingida autobiografía del emperador que instauró una monarquía haciendo creer al respetable que se trataba de una república. La historia de la familia Julio-Claudia [Julio César, Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón] desde la toma del poder luego de la batalla de Accio en el 31 antes de Cristo, hasta el asesinato del desquiciado Calígula en el 41.

Claudio confiesa cómo fue alejado de la vida pública durante 49 años por causa de su tartamudeo, poliomielitis, cojera y tics nerviosos, pero sobrevive, en una familia de criminales, gracias a que se hace el bobo y el idiota. Su dilema contradictorio, como sucede a los disminuidos y apocados, fue creer firmemente en la libertad que proporcionaba el modelo republicano, y en la ineludible estabilidad que debía mantener y ejercer, el imperio monárquico, oprimiendo y tiranizando, porque las libertades apenas conducen a la corrupción y perversidades, como ocurrió con Calígula y Nerón, acusado, el primero, de crueldad y demencia. Un emperador irascible, caprichoso, derrochador y enfermo sexualmente, que fornicaba las esposas de sus súbditos, nombró su caballo Incitato cónsul y sacerdote, asesinaba por mera diversión, prefería construir vías públicas que saciar el hambre de la gente y se erigió una estatua en el Templo de Jerusalén para ser adorado como dios.

Nerón apoyó extravagantes cantantes callejeros y homosexuales de Roma, la construcción de teatros y estadios, las ejecuciones extrajudiciales, incluyendo la de su propia madre y su hermanastro y la persecución a los cristianos, como que, mientras hizo arder los barrios pobres de la ciudad, celebraba el evento tocando su lira eolia. De doble clavija, entre sus más afamados amantes y esposos y esposas figuran Claudia Octavia, Sabina Popea, el liberto Pitágoras, Actea, Estatilia Mesalina, Esporo y Aulo Plaucio.

El beso de la mujer araña [1976], quizás la mejor leída novela de Manuel Puig, narra la historia de un activista político y un hombre diverso en una cárcel, durante una dictadura. Para soportar la soledad, y el miedo, ejecutan inacabables conversaciones. El político perpetúa su pasado e imagina el futuro. El joto inventa presentes románticos y ensoñados a partir de los filmes de los años treinta que ha visto junto a su madre, en los que las heroínas se sacrifican para alcanzar el amor, mujeres araña que matan lo que más aman, y cuyos paradigmas aparecieron en los cabarets y cafés de la República de Weimar y retornaron, para quedarse, en los años sesenta en ciertos barrios (El Castro) de San Francisco y (Chelsea) en Nueva York, donde fueron apareciendo cierto tipo de [email protected], que confundidos con los practicantes de ayer proscritos hábitos sexuales, a medida que conversaba, compraba, cenaba o asistía a reuniones, fue creciendo en diferencias con todo lo que la humanidad había visto.

No se presentaba como un pervertido común, ni de loca desaforada, ni como pederasta delirando con los cuerpos de los jovencitos. Se trataba de una señora con falo, que llevaba una vida lo más normal, que amaba, como nadie, los muebles estilo imperio, la comida vegetariana, las pequeñas prendas íntimas, los paseos a la playa para dorar la piel, y que, enloquecidamente, buscaba la felicidad tratando de establecer un matrimonio estable con algún señor, o señora. Esta dama de falo había pasado por todas las decepciones amorosas, había sido engañada sin piedad por los vivos de la carne, pero no perdía las esperanzas de encontrar el hembro de su vida y crear un hogar hasta que la muerte los separara. Habían aparecido las primeras mujeres arañas contemporáneas. Chapinero en Bogotá y chueca en Madrid son la atracción de los turistas de hoy.

Desde entonces y cada año, con el o la alcalde a la cabeza, se manifiestan revelando al mundo cómo ellas, sus esposos y esposas, las mascotas humanizadas y los niños adoptados, pueden salvar el mundo gracias a la sensibilidad con que vislumbran el futuro. Enemigos de la cultura que transmiten los libros de Grecia y Roma, reciben toda información de las redes sociales y han convertido la cursilería en cosa memorable y fuente de sabiduría. La felicidad, no de la carne sino del hogar, es lo que afanosamente buscan. El retorno a los orígenes del capitalismo: la familia, el orden.

Contraer matrimonio al Vintage Style, celebrarlo en un hotel de lujo, “ser alguien” en la sociedad que más se detesta, para ser aceptada por los que más se odian, es la meta de su existencia. Imposible morir sin titularse en una de las ocho Ivy League Universities, de Estados Unidos, el país detestado por excelencia. Como los narcos, nada mejor para estar preso que una cárcel norteamericana.

Claudia Nayibe López es una mujer diversa........

© El Nacional