We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

¿Qué es Jesús Santrich?

4 7 0
03.07.2019

Dibujo manuscrito de Santrich para el capo de la mafia mexicana Rafael Caro

El Marco Jurídico para la Paz fue un hecho legislativo que instauró los injustos instrumentos para la firma del pacto Santos-FARC, con el camelo que, tras la desmovilización de una parte de la banda armada, se garantizaría a sus víctimas saber la verdad, recibir reparación y garantía de no repetición. Con 70 votos de un congreso salpicado con los sobornos de Santos a los padres de la patria del liberalismo gayvirista, el Partido de la U del voltearepas Roy Barreras, el Partido Conservador de Hernán Andrade, socio del Cartel de la Toga, Cambio Radical de Vargas Lleras y los mamertoides Polo Democrático y Verdes, el padre Sergio Jaramillo, titulado alto comisionado para la paz, escupió otra de sus mentiras: "Este sistema de constitucionalidad no solo permitirá saber quién es el responsable, sino conocer qué pasó, saber la verdad y contribuir a la no repetición".

La verdad oculta en la manga del que nadie sabe hoy, a ciencia cierta, en qué compañías anduvo durante más de tres décadas en Europa, luego de haber pasado la juventud en un Canadá de extrañados comunistas, fue declarar delitos conexos a la política los crímenes de lesa humanidad y narcotráfico, y la invención de un tribunal, llamado JEP, para encarcelar a los enemigos de las FARC y el santismo y arrodillar a las Fuerzas Armadas, como es evidente estos días. Los criminales más crueles que ha tenido Colombia están en el Parlamento, incluso uno de ellos pedido en extradición por narcotráfico, y no pagarán un solo día de cárcel, sino que pasarán el resto de sus días barriendo el portal de sus mansiones y cobrando por ventanilla su pensión de convictos.

Diploma de Santrich como representante a Cámara de Colombia

Ese Marco Jurídico para la Paz fue votado por un Congreso que presidia el hijo de César Gaviria, sobrino de su tío Juan Carlos, gran contratista de las casas gratis de Santos, el joven Simón, el mismo que hizo aprobar una reforma a la justicia sin haberla leído, el 14 de junio de 2012. Al día siguiente, para celebrarlo, a las 11:10 de la mañana, la Columna Móvil Teófilo Forero puso una bomba lapa en la camioneta donde viajaba el doctor Fernando Londoño Hoyos, uno de los más eficientes críticos del gobierno de Juan Manuel Santos y la banda armada. Se sabe que la Teófilo Forero invirtió unos 1.000 millones de pesos en el atentado contra el ministro de Uribe Vélez. En el colmo de la contumelia, Santos ordenó a su correveidile vallecaucano, el seudoministro Federico Rengifo Vélez, a quien premió por su indignidad con cinco años como embajador en París, con la sangre todavía destilando del cuello de la víctima, presionar la votación de la reforma constitucional que favorecía a la banda criminal de las FARC, diciendo al Congreso: “Creo que este es un acto que debemos reforzar precisamente para no hacer caso a los terroristas”.

Miguel Gómez Martínez, sobrino de Álvaro Gómez, asesinado por la mafia del narcotráfico para favorecer el gobierno de Ernesto Samper, dijo en el recinto que el atentado contra la vida de Fernando Londoño mostraba cómo allí habían amigos de la subversión, y era inadmisible que se tendiera la mano a unos asesinos cuyas respuestas a los gestos de paz eran las bombas y los muertos: “Yo creo que no están dadas las condiciones para la discusión del marco para la paz; yo creo que el Congreso tiene que ser consecuente y yo creo que este ni es el ambiente y es algo para reflexionar si este país necesita ese marco”. Y el senador Uribe repetía: “El marco para la paz vuelve elegibles a cargos y corporaciones a los cabecillas de las FARC, enorme daño a la democracia”. La Teófilo Forero, comandada por el hoy protegido por la JEP Hernán Darío Velásquez, alias el Paisa, es acusada de los asaltos al edificio Miraflores de Neiva, el asesinato de la familia de Diego Turbay Cote, Jaime Lozada, Liliana Gaviria, Luis Francisco Cuellar, los policías de Doncello, Rafael Bustos, Francisco Cuellar, los atentados al Club El Nogal y más de uno a Álvaro Uribe Vélez, a la Zona Rosa de Bogotá, la Casa Bomba de Neiva, las masacres de los concejales de Puerto Rico, de Rivera, los secuestros de los aviones de Aires, de Consuelo González, de tres contratistas norteamericanos, de los diputados del Valle del Cauca, el concejal Armando Acuña, etc., etc.

La reforma a la Constitución que introdujo el Marco Jurídico para la Paz de Santos estableció las........

© El Nacional