We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Abrazo o rechazo: ¿qué hacer con el régimen cubano?

2 7 0
21.01.2020

El presidente Trump ha decidido sancionar al régimen cubano. Lo viene haciendo de forma creciente desde que alcanzó la presidencia. Las últimas medidas, anunciadas por Mike Pompeo, Secretario de Estado, consisten en limitar los vuelos chárter a La Habana. Eso, esperan, reducirá sustancialmente los viajes de los emigrantes y el flujo de divisas que recibía el gobierno del Presidente Miguel Díaz-Canel y Manuel Marrero, su flamante Primer Ministro.

Raúl Castro, a los 87 años, todavía no ha optado por morirse y manda inútilmente tras bambalinas, aunque se sabe que está hasta el gorro de dar órdenes que todos dicen cumplir, pero no le hacen caso. Morirá sin ver que los niños cubanos puedan tomar leche después de los 7 años –una promesa que hizo hace una década– o que los técnicos resuelvan el problema de las dos monedas.

NTN24, la emisora internacional colombiana de televisión, preguntó si esas sanciones conducían a Washington a la ruptura de relaciones diplomáticas. La cuestión fue formulada a Frank Calzón, un efectivo activista exiliado, y a Carlos Alzugaray, ex embajador ante la Unión Europea, radicado en La Habana desde que el régimen decidió confinarlo en la enseñanza. Alzugaray exhibe la mayor cantidad de tolerancia y respeto por la diversidad que les es permitido a los funcionarios de la dictadura. (“Azuquita”, creo que así le decían sus condiscípulos. Estudiamos juntos de niños y puedo contar que era brillante y amable).

Ambos, Frank y Carlos, por el hilo llegaron al ovillo. Calzón opinaba que a Trump no le temblaría el pulso si era necesario romper relaciones, mientras Alzugaray afirmaba que había visto esa película antes y no la quería, pero no le preocupaba. Los dos estuvieron serios y serenos. Estupendo. Al ex embajador lo dejaron participar porque es un funcionario jubilado que solo compromete a su gobierno hasta cierto punto. Calzón, aunque........

© El Nacional