We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Paradojas revolucionarias

2 9 0
10.10.2019

No hay nada que le guste más a un revolucionario que despotricar del “imperio”. Miento, porque a la par, y cuidado si no más, lo hacen de su expresión por excelencia: el dólar. Sin embargo, y muy pese al embargo, cuando visité La Habana no lograba entender la fascinación de todos los habitantes de la ruinosa –pero muy revolucionaria, digna y resistente– capital antillana para con la satanizada moneda. ¡Ni de vaina te cobraban en el bendito peso convertible cubano! Cosas de la elasticidad moral insurrecta, para la pava no es lo mismo que para el pavo, hasta ahí no llega la igualdad de género y demás fruslerías de igual tenor.

Lo mismo ocurre en nuestra Venezuela roja rojita, usted va a Morrocoy saca cien dolaretes y lo pasean por todos lados, si quiere unos tostones saca otros cinco, y así usted se siente en Disney sin haber pasado por las maléficas aduanas gringas. Si es en Caracas que está y quiere comerse un arroz con su respectivo pimentón, no tiene más que salir a la calle donde por tres billeticos verdes le venden su kilo rojo, ¡mas no rojito!, de la mentada solanácea. Por supuesto que la pregunta de las sesenta mil lochas es: ¿Y de dónde está saliendo tanto dólar?

Las respuestas a la interrogante han sido múltiples, pero las que han tomado posiciones de punta han sido por un lado las remesas que desde el exterior envían los expatriados, y por el otro que todo es obra del lavado informal que están llevando a cabo los jerarcas del narcotráfico. Ambas variables podrían ser descartadas o confirmadas si nuestro país contara con instituciones operativas, es decir, que funcionen a cabalidad, y transparentes. No creo que sea necesario abundar........

© El Nacional