We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La Iglesia marxista: Gumilla y Cinep

1 4 0
22.08.2019

Desde hace algún tiempo he estado denunciando la penetración marxista en la Iglesia Católica. Una buena amiga me dijo que no había que generalizar, cierto, pero es que una cosa es un cura aislado y otra una tendencia generalizada, dirigida por arzobispos guerrilleros, a los cuales ni siquiera se les condena, sino que cada día más aúpan y promueven el poder de los narcoterroristas comunistas.

Resulta que esto no es una casualidad. La más poderosa congregación en la Iglesia Católica son los jesuitas, san Ignacio de Loyola, uno de los más grandes santos, fue un gran defensor de la fe en momentos angustiosos para la Iglesia, y fue quizás el más grande instrumento de la Contrarreforma. En la colonización , los jesuitas fueron unos de los principales actores. Pero con el Concilio Vaticano II se implantó un discurso reformista, lo que se llamó el “aggiornamento”, es decir, una adecuación de la Iglesia a la modernidad. Perfecto, dentro de los cánones de la doctrina.

Pero resulta que los jesuitas fueron mucho más allá de la reforma y de la adecuación a los tiempos modernos. Se convirtieron a la ideología enemiga sin igual del catolicismo: el marxismo. Pero no solo se propusieron llevar esa ideología en términos del verbo, no, se fueron a las armas, apoyando unas detestables guerrillas.

Uno de los principales instrumentos de la penetración por la Iglesia marxista fueron los centros de pensamiento y acción liderados por los jesuitas. El objeto de esta breve reflexión es el analizar cómo ellos actuaron en función de avanzar el marxismo, puro y duro, en nuestros dos países, Venezuela y........

© El Nacional