We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Salida a terreno

3 44 33
17.10.2021

Esta semana salimos del encierro en que nos tuvo la etapa de instalación. Durante los tres meses que duró, la Convención estuvo preocupada de sí misma: eligió una mesa directiva, generó convenios de colaboración con otras entidades permanentes del Estado y creó comisiones pasajeras que, si bien escucharon a una gran cantidad de organizaciones públicas, sociales y académicas, fue esencialmente para recibir sus recomendaciones y experiencias antes de diseñar los reglamentos que regirían su funcionamiento interno. Eso fue lo que terminamos de votar la semana pasada: las normas a que nos atendríamos en la etapa siguiente, aquella para la que fuimos realmente elegidos y que tiene por tarea escribir una nueva Constitución. Es decir, antes de jugar el partido que los chilenos aguardan, diseñamos la cancha, la equipamos -en la medida de lo posible, muchas veces sin la complicidad del Gobierno- y establecimos las reglas del juego.

No es raro que la ciudadanía comenzara a mirarnos con distancia. Si recién electos éramos vistos como parte de ella misma, al encerrarnos, nos alejamos. Perdimos esa convivencia tan propia de las campañas. Muchos de nosotros, para mayor decepción, habíamos prometido un trabajo participativo y destacado la relevancia de que este proceso constituyente nos involucrara a todos. Al distanciarnos y ser vistos como otras autoridades cualquiera, comenzaron los cuestionamientos, agudizados por el hecho indesmentible de que los elegidos no éramos mejores que el resto, ni más puros, ni moneditas de oro. La pretensión de encontrar al Chile real decidiendo su porvenir se estrelló con la incómoda constatación de que aquello que somos no es lo que quisiéramos. Los pecados ocultos por el anonimato no tardaron en asomar, y una vez más, para evitar encontrarse consigo mismos, muchos comenzaron a esconderse detrás de un dedo que apuntaba. La prensa, como corresponde a su naturaleza, fue destacando las faltas por sobre los aciertos, y una parte importante de ella se solazó al hacerlo, como quien ve cumplidos sus deseos.

El sector más reaccionario de la derecha se soltó las trenzas y empezó a declararle públicamente la guerra al proceso constituyente. Sus candidatos........

© el mostrador


Get it on Google Play