We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La Convención: entre lo que fue y lo que debe ser

5 37 27
05.12.2021

Al interior de las distintas bancadas y entre representantes de todas ellas, comienza a discutirse quiénes sucederán a Elisa Loncón y Jaime Bassa. La próxima elección de la presidencia y la vicepresidencia debiera suceder el 4 de enero. No todos coinciden en la evaluación de la mesa saliente: si para buena parte de la derecha se ha tratado de una conducción tendenciosa y polarizante, para los demás ha cumplido con éxito el cometido de instalar la Convención y, con todas las dificultades que un proceso tan inaudito y complejo acarrea, mantenerla a flote. La mayoría de los constituyentes, sin embargo, parece entender que la etapa en que nos adentramos requiere de nuevos talentos: pasar de lo simbólico a lo político y de lo expresivo a lo constructivo. La primera vuelta de la elección presidencial mostró un país de voluntades dispersas que contradijo la idea de que ese 80% que votó Apruebo cuando se plebiscitó la propuesta de una nueva constitución quería lo mismo, o, al menos, que lo quería con los mismos énfasis y del mismo modo. No pocos han asumido que la alta votación de las candidaturas reaccionarias tienen como una de sus explicaciones los excesos discursivos y performáticos de la Convención. Todo indica que gran parte de nuestra ciudadanía está pidiendo transformaciones, pero también calma y estabilidad.

Lo entendió la candidatura de Boric y buena parte de la Convención. Al menos en apariencia. Los constituyentes del Frente Amplio llegaron el martes con chaquetas y trajes de dos piezas. Pero es cosa sabida que los aprendizajes no se dan de golpe, pero si se atiende a las señales, parecen en curso. Esta semana, por ejemplo, la Convención fue una montaña rusa. En el pleno del miércoles, cuando debíamos aprobar la lista de quiénes compondrían la Secretaría de Participación Indígena, lo que debía ser un trámite se volvió motivo de conflicto. Los nombres propuestos por Hernán Larraín, que tiempo atrás encabezó una carta de abuenamiento con las causas mapuche desde el mundo de la derecha -rechazada por los sectores duros y apañada por sus cercanos-, fueron objetados de plano por Natividad Llanquileo, representante del ámbito más intransigente de los escaños, donde no todos piensan igual ni reina el entendimiento fácil. Más allá de la idoneidad de los nombres........

© el mostrador


Get it on Google Play