El seminario internacional sobre cuestiones de seguridad pública y política criminal que organiza anualmente la Fundación Paz Ciudadana tuvo por tema este año las “estrategias para la comprensión y abordaje del crimen organizado”. La temática no puede ser más actual en nuestro país. En los últimos años, una serie de factores ha precipitado la instalación de bandas criminales cuya presencia está significando un incremento relevante de la tasa de homicidios y otros delitos contra las personas, además de un alza en la violencia asociada a la comisión de toda clase de ilícitos.

Esta percepción, estadísticamente respaldada, es producto de una serie de circunstancias que caracterizan el momento por el que está atravesando el país. Entre ellas se encuentran el desgaste de Carabineros, especialmente en los meses que siguieron a octubre de 2019; el incremento exponencial de una inmigración completamente descontrolada, y la llegada a Chile de grandes carteles de droga y de criminalidad organizada. Como explicaba uno de los expertos, con la consolidación de los mercados en los países desarrollados “se vuelve más atractivo construir mercados de droga en otras partes del mundo. Esto empezó por las zonas de rutas de tráfico; por eso se inicia fuera de Colombia, como en México, Centroamérica, Brasil. Pero en la medida en que estos mercados se fueron desarrollando, se van abriendo nuevos espacios, como Chile, Argentina, Uruguay, o muchos países africanos”.

La sociedad chilena parece encontrarse en un estado de particular vulnerabilidad ante este flagelo. Durante las últimas semanas se conocieron las escalofriantes cifras de deserción y ausentismo escolar que afectan al país. Según el Centro de Estudios del Ministerio de Educación (CEM), más de 50 mil alumnos abandonaron el sistema escolar entre 2021 y 2022. Además se registran 1.239.330 estudiantes, es decir, un 39% de la matrícula total de educación parvularia y escolar, con inasistencia grave. Solo en la educación media, se observa un 83% de alza en el ausentismo. Como es evidente, los adolescentes que no asisten a la escuela se encuentran en riesgo no solo desde el punto de vista de su salud y de su formación intelectual y social. También se exponen a ser reclutados por el crimen organizado, en un patrón que se ha repetido en todos los países donde este logra consolidarse. El Ministerio de Educación ha anunciado una serie de iniciativas orientadas a la revinculación de los estudiantes con las escuelas. Probablemente no hay otra acción más urgente en estos momentos que recuperar a los niños que abandonaron las escuelas durante estos años.

Aún es tiempo para expulsar del país al crimen internacional organizado y a los carteles de la droga. Sin embargo, para eso se requiere que la autoridad cambie radicalmente el enfoque. Esto implica adoptar una perspectiva multisectorial, que incluya la efectiva reinserción de los condenados, junto a una firmeza que está muy lejos de la actitud contemplativa que observamos cotidianamente.
QOSHE - Lucha contra el crimen organizado - Nicolás Luco
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Lucha contra el crimen organizado

11 0 0
28.11.2022
El seminario internacional sobre cuestiones de seguridad pública y política criminal que organiza anualmente la Fundación Paz Ciudadana tuvo por tema este año las “estrategias para la comprensión y abordaje del crimen organizado”. La temática no puede ser más actual en nuestro país. En los últimos años, una serie de factores ha precipitado la instalación de bandas criminales cuya presencia está significando un incremento relevante de la tasa de homicidios y otros delitos contra las personas, además de un alza en la violencia asociada a la comisión de toda clase de ilícitos.

Esta percepción, estadísticamente respaldada, es producto de una serie de circunstancias que caracterizan el momento por el que está atravesando el país. Entre........

© El Mercurio


Get it on Google Play