A los que despiertan con la psicohistoria…

John Wincott Lennon

Gabo

Lao Tsé

— Como he dicho, se prepara algo demasiado peligroso para no detenerlo… ¿No es evidente que el estado despótico es tan o más fuerte como ha sido usualmente? Apuntó DD en la sede de la universidad, a paraninfo sellado con el agente encubierto del grupo soviet.

— La apariencia de fuerza no es sino una ilusión. Parece durar, no obstante, señora mía, el tronco podrido, hasta el mismo minuto en que la tempestad lo destroza, tiene todo el aspecto natural de siempre. Ahora la tormenta cierne sobre el país. Escuche amiga con los oídos psico-históricos y oirás el temible gruñir del futuro hoy. El agente infiltrado en las sedes del gobierno se mantuvo sereno y miraba firme sin excesos, a la increíble señora que hablaba ante él como un ser supremo. Diane Dosel explicó en detalle…

— El gobierno no desaparecerá de un día para otro y con él los dolores irreparables en su mayoría, y las lecciones para no repetir, se repetirán. Los conocimientos bajarán, y el orden político zurdo, se reforzará. La guerra interna será recurrente y el comercio decaerá; la población disminuirá por el éxodo y el país perderá contacto internacional. Si se suma: crisis e inflación, se necesitarán décadas para volver al inicio, dictado por una burocracia en aumento, recesión de la iniciativa, una congelación de las clases sometidas y un confuso estancamiento de la indagación, entre otros tantos factores. Como le he dicho se cocina algo peligroso e indeterminado para no detenerlo a como dé lugar…

Luego de un trabajo intenso y flujo de información e intercambio de opciones, a DD le quedó claro la celeridad del compromiso y la magnitud de la responsabilidad de concluir el sumario precedente o precursor al programa propiamente dicho. El quid es que puede no ser suficiente diseño para los resultados esperados, pero debe ser importante a la resiliencia de las libertades electorales y de la resistencia a la mixtura cívico militar, que no es cívica pero si muy castrense y castradora de las iniciativas individuales. Puede ahorrar añales de sufrimientos, reduciéndolos a un par de lustros de regresión involutiva.

— ¿Cuál es la promesa doctora?… replicó el agente sobándose el mostacho falso.

— Salvar los conocimientos psicohistórico locales, es lo esencial. La suma del saber está por encima de cualquier hombre; de cualquiera. Al destruir nuestra estructura social, la ciencia se romperá en miles de millones de partes. Los individuos no conocerán sino faces mínimas de lo que es necesario conocer y serán inútiles e ineficaces. La ciencia, al no tener sentido, no se transmitirá, y se perderá en las generaciones. Pero, si ahora preparamos un sumario de los conocimientos, no se perderán. Las sociedades futuras se basarán en ellos, y no tendrán que volver a descubrirlo por sí mismas. Un siglo hará el trabajo de mil años.

El agente infiltrado como actor político de campo era sagaz por la naturaleza de su labor y poseía instintos especiales para conocer sobre todo las consecuencias de ignorar los mensajes entrelíneas de la psicohistoria. Las ideas se fundieron en un caldo de sensaciones más que de sentimientos confusos. El espía sabía que las implicaciones iban más allá de él. Tenía instrucción de cargar un reporte de la tertulia y la verdad no tenía ni idea por dónde comenzar y si podría empezar con lo que para él no tenía ni pies ni cabeza; semejaba un caleidoscopio de formas sin convenciones para ensamblar. Un rompecabezas informe…

Diane Dosel en su opinión reservada por orden superior, era otra historia. El juicio era su mejor bitácora. El trance de la diplomacia siempre ha sido valioso –frunció los labios en una sonrisa a medias– y si el paraninfo de la universidad no estaba intervenido el lapso de contestación a la proposición ayudaría ostensiblemente al programa “Cloud”. De vuelta en el bunker, la asistente personal de la doctora DD, la señorita Tere Hamal, comunicó…

— ¿Puede decirme para archivo cómo llegó a esa notable conclusión señora mía?

— De un modo sencillo. No se requiere sino usar esa olvidada cualidad que es el sentido común. Verá, hay una rama del saber humano conocida como simbolismo lógico que sirve para eliminar las complicadas inutilidades que oscurecen el lenguaje humano…

— ¿Y qué? preguntó Hamal.

— La he aplicado. Entre otras, la he aplicado a este instrumento que tenemos aquí. En realidad no lo necesitaba porque sabía de lo que trataba pero creo que podré explicarlo más fácilmente a científicos físicos mediante símbolos más que con palabras. En su mente DD se dedicó a ser decidida con su tesis que compartía las 50 reglas del director psíquico Hari Marlow, su mentor. R-5: Procura ser claro, especialmente si tienes fama de ser sutil.

Se relatan innumerables historias acerca de estas figuras macizas y solitarias que se regían por un lema adoptado de uno de los epigramas de Marlow. R-25: ¡No permitas que el sentido de la moral impida hacer lo que está bien! Ahora es difícil saber cuáles historias son reales, cuáles apócrifas. Probablemente no hay una que no haya tolerado exageraciones.

El profesor de neurología de avanzada edad, Hari Marlow, frunció el ceño.

— Si se explicara…insistió la doctora Diane Dosel.

Hubo una larga pausa, y después:

— Se lo explicaré. — Marlow enarcó las cejas, y habló detenidamente.

Cuando el proceso zurdo empezó a corroer las calles del país, los bordes cayeron en la barbarie y estuvo a punto de desintegrar su centro, su núcleo de ilusión. DD carraspeó la garganta debido al aire acondicionado que estaba a nivel de frigorífico…

— Marlow y su banda psíquica (Hari se refería a sí mismo en 3ª persona) crearon un laboratorio anímico cibernético en medio de la 3ª crisis para que pudiéramos incubar arte, ciencia y tecnología, y desfigurar Bio-sistemáticamente la médula del desastre con la denso capacidad del movimiento instintivo masivo cambiando la Ciber-psiquis-socio-ambiental.

— Oh, sí, sí…DD, se disculpó…

— Marlow no ha terminado — dijo el venerable sabio Hari, impasible pero firme…

— El curso se trazó con la ciencia-historia desarrollada en la psíquica poblacional y se arreglaron condiciones que evitaran más crisis de las bien calculadas que no nos hicieran avanzar mejor por el camino a las resoluciones. Cada crisis, marca la época, y una solución para nuestra historia psíquica. Ahora nos acercamos a una crisis, la 3ª; las dos primeras: la hiperinflación y las pandemias y la 3ª será la degradación psíquica y social amenazando con ser lo único perniciosamente sustentable y pronosticado consecuentemente por la “Nube”. La reunión llegó a la hora donde debía disolverse con la misma discreción de una agencia contrarrevolucionaria. El proyecto “Cloud o Nube” hizo pausa y propuso la nueva reunión con fecha por precisar, manteniendo así las medidas de seguridad que nunca estaban demás.

DD llegó al bunker en helicóptero privado desde un helipuerto estratégico. La idea era despistar a los hijos de Putin regados por todos los rincones haciendo de perros de caza. Era obligatorio recrear lo que fuera necesario para hacerles pensar en algo más, y desviar su atención usando engaños para todos los perros espías soviéticos y cubanos sin supervisión.

Al llegar a la plataforma de aterrizaje, bajaron del aparato DD, su guardaespaldas TJ y dos técnicos programadores, además del piloto y el copiloto. Tomaron sus pertenencias y caminaron a la recepción. Un silbido de proyectil AK47 alcanzó el hombro de uno de los programadores. Otro dio en la sien del copiloto quien cayó muerto en el acto con los sesos esparcidos en el asfalto hirviente por el calor tropical. TJ se lanzó sobre el cuerpo de DD y se llevó un tiro en el pecho pero llevaba chaleco antibalas. El piloto y los programadores se resguardaron en la recepción mientras la GN buscaba ubicar a los francotiradores. En el pandemónium llegaron las otras fuerzas de seguridad y al rato nadie sabía en quién confiar.

TJ herido no dejó ni un segundo de anteponer su humanidad para salvaguardar la integridad física de su jefa y protegida. TJ era legendario, y había sido condecorado varias veces en otros países por sus servicios heroicos en protección de líderes o civiles en 25 años de servicio ininterrumpido. Con sus 40 años, era un tipo recio, y mortal. Amaba su labor y amaba a la callada a su jefa despampanante por donde la vieses. Nunca dio señales de su debilidad por su jefa, y su valentía y lealtad era tan notoria, que no dudaría dar la vida por su directora en jefe, sin vacilar un solo instante.

Desde una sede secreta el Coronel Pavel Rostov evaluaba el intento de asesinato a la directora del programa Nube, la psiquiatra de Harvard asimilada al plan cibernético contra la regencia de la picola Venecia, reino zurdo al que los tiranuelos tomaron amañadamente desde que el gran dictador tomó el coroto de Miraflores por allá en el año 1996 a costa del cadáver cucaracha del Dr. Rafael Caldera, quien le permitió el sobreseimiento de la causa de rebelión al coronel Hugo Rafael quien le ganó las elecciones valiéndose del populismo.

El coronel Rostov gritaba al francotirador Fritz, un alemán nacionalizado ruso, por insensato y no adherirse al plan de extinción trazado en Miraflores. El joven estaba aterrado y tenía razón porque el oficial solía torturar a quien lo desobedecía. Sin mediar más palabra el coronel sacó un 9 mm y le disparó en una mano. El joven sabía que si se quejaba moriría pero el dolor lo hizo gemir y el coronel le voló la tapa de los sesos. No hay espacio para cobardes, decía luego de matar al incauto. Rostov remataba un alzado, al menos, a diario. A Rostov lo llamaban el coronel infierno. Luego de mandar a recoger los restos de Fritz, fue por el otro francotirador y le dio la orden de presentarse a despacho a las 13 hrs. Nunca más supieron del otro francotirador. Se corría el rumor que Rostov alimentaba su Mastín Napolitano “Calígula”, con carne de cañón como el criminal militar les decía a los descuartizados rehenes a los que torturaba antes de despedazarlos y entregárselos a su dogo ítalo-latino en bandeja de plata azteca. Rostov y Quetzalcóatl Cortez, asesinos en 2 tiempos.

MAFC

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

QOSHE - #OPINIÓN La ingeniera psíquica o la psíquica de la Ingeniería (Parte II) #18Jul - Marco Antonio Faillace
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

#OPINIÓN La ingeniera psíquica o la psíquica de la Ingeniería (Parte II) #18Jul

2 0 0
18.07.2022

A los que despiertan con la psicohistoria…

John Wincott Lennon

Gabo

Lao Tsé

— Como he dicho, se prepara algo demasiado peligroso para no detenerlo… ¿No es evidente que el estado despótico es tan o más fuerte como ha sido usualmente? Apuntó DD en la sede de la universidad, a paraninfo sellado con el agente encubierto del grupo soviet.

— La apariencia de fuerza no es sino una ilusión. Parece durar, no obstante, señora mía, el tronco podrido, hasta el mismo minuto en que la tempestad lo destroza, tiene todo el aspecto natural de siempre. Ahora la tormenta cierne sobre el país. Escuche amiga con los oídos psico-históricos y oirás el temible gruñir del futuro hoy. El agente infiltrado en las sedes del gobierno se mantuvo sereno y miraba firme sin excesos, a la increíble señora que hablaba ante él como un ser supremo. Diane Dosel explicó en detalle…

— El gobierno no desaparecerá de un día para otro y con él los dolores irreparables en su mayoría, y las lecciones para no repetir, se repetirán. Los conocimientos bajarán, y el orden político zurdo, se reforzará. La guerra interna será recurrente y el comercio decaerá; la población disminuirá por el éxodo y el país perderá contacto internacional. Si se suma: crisis e inflación, se necesitarán décadas para volver al inicio, dictado por una burocracia en aumento, recesión de la iniciativa, una congelación de las clases sometidas y un confuso estancamiento de la indagación, entre otros tantos factores. Como le he dicho se cocina algo peligroso e indeterminado para no detenerlo a como dé lugar…

Luego de un trabajo intenso y flujo de información e intercambio de opciones, a DD le quedó claro la celeridad del compromiso y la magnitud de la responsabilidad de concluir el sumario precedente o precursor al programa propiamente dicho. El quid es que puede no ser suficiente diseño para los resultados esperados, pero debe ser importante a la resiliencia de las libertades electorales y de la resistencia a la mixtura cívico militar, que no es cívica pero si muy castrense y castradora de las iniciativas individuales. Puede ahorrar añales de sufrimientos, reduciéndolos a un par de lustros de regresión involutiva.

— ¿Cuál es la promesa doctora?… replicó el agente sobándose el mostacho falso.

— Salvar los conocimientos psicohistórico locales, es lo esencial. La suma del saber está por encima de cualquier hombre; de cualquiera. Al destruir nuestra estructura social, la ciencia se romperá en miles de millones de partes. Los individuos no conocerán sino faces mínimas de lo que es necesario conocer y serán inútiles e ineficaces. La ciencia, al no tener sentido, no se........

© El Impulso


Get it on Google Play