La libertad, esa devastadora ilusión eternamente perseguida y jamás alcanzada, afronta sus próximos futuros desdibujándose cada vez a mayor velocidad hacia su conversión en caricatura. Cuando en la lucha por sus márgenes de expresión y manifestación auguraba con los aires acuarianos, ampliar coberturas y horizontes, o al menos consolidar los espacios ganados y reforzar argumentos y principios de acción contra los abusos, subterfugios y el alud de la banalización, invirtiendo más tecnología, inventiva y recursos económicos en la industria del entretenimiento impulsado a todo motor por las formas del poder.

Examinemos algunos aspectos en detalle, la prensa libre, bella idea y hermoso cuento, convertida constantemente en frustración reiterada y consecuente en el intento de ejercerla; gracias a los obstáculos que necesariamente enfrente en sus intentos de manifestación : intereses políticos, económicos, de prestigio social, presiones ideológicas y de paso ignorancia de formas operativas para imponerla. Es una gama suficiente que abarca las amplias trabas abiertas en el camino a la libertad una de cuyas vías de más importante tránsito es la libertad de prensa.

Pero cómo hablar de una libertad de ejercicio de esta actividad, inmersos en una sociedad caracterizada por la coacción abierta y descarada a los más diversos niveles, incluso entre cotas y márgenes que estructuralmente y por definición, son coercitivos en sí mismo, verbo y gracia, la publicidad, la incitación consumistica, la siembra de pseudo valores sociales estimulando y aupando la emulación al oropel y el falso brillo de posiciones y jerarquías circunstanciales.

En tales entornos son muy relativos los márgenes de libertad por ejercer y aún así tomandolos en cuenta, definir y deslindar los campos de acción y los planos de manifestación de éstas fuerzas de coacción. Luego entrar en el juego de las limitaciones con la conciencia moral de responsabilizarse integralmente hasta donde cabe el margen de libertad relativa que ejercemos; al tiempo que tenemos que manifestar un respeto similar al que pedimos para quienes en contrapartida y ejerciendo el mismo derecho dentro de iguales limitaciones, defienden y sostienen opiniones contrarias a las nuestras, o expresan criterios y conceptos antagónicos a los que nosotros sostenemos.

Aquí aparece otro factor poco considerado. Dónde está la formación familiar y la instrucción educativa que forja los elementos de juicio constitutivos de tan noble molde de pensamiento en un ser humano. He aquí la cuestión, como diría el Príncipe de Dinamarca, el problema de la libertad nos remite siempre a una dimensión cultural de primer orden e indefectiblemente revierte (sea cual sea el parámetro de comparación que se utilice) a la esfera de lo ideológico. Habrá tantos grados relativos de libertad y de ejercicio de ella en correspondencia con las definiciones a las que obedezca, como las instancias ideológicas en juego.

Una libertad prácticamente extinguida, es la que otorgamos al Estado dentro del concepto de la representatividad. Realmente el ciudadano concede al Estado una pequeña porción de su libertad individual en nombre del bien común de la sociedad, pero, el agente gestor y operador de esa porción olvida su compromiso y un día después de la elección que le confiere el derecho a usarla, hace con ella lo que le viene en gana al interés ideológico que representa, dejando totalmente de lado cualquier consideración al ciudadano que le ha elegido.

Pedro José Lozada

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

QOSHE - #OPINIÓN Gaveta azul: Los caminos de la libertad y su lucha contra el  poder #6Jun - Marco Antonio Faillace
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

#OPINIÓN Gaveta azul: Los caminos de la libertad y su lucha contra el  poder #6Jun

3 1 0
06.06.2022

La libertad, esa devastadora ilusión eternamente perseguida y jamás alcanzada, afronta sus próximos futuros desdibujándose cada vez a mayor velocidad hacia su conversión en caricatura. Cuando en la lucha por sus márgenes de expresión y manifestación auguraba con los aires acuarianos, ampliar coberturas y horizontes, o al menos consolidar los espacios ganados y reforzar argumentos y principios de acción contra los abusos, subterfugios y el alud de la banalización, invirtiendo más tecnología, inventiva y recursos económicos en la industria del entretenimiento impulsado a todo motor por las formas del poder.

Examinemos algunos aspectos en detalle, la prensa libre, bella idea y hermoso cuento, convertida constantemente en frustración reiterada y consecuente en el intento de ejercerla; gracias a los obstáculos que necesariamente enfrente en sus intentos de manifestación : intereses políticos, económicos, de prestigio social, presiones ideológicas y de paso ignorancia de........

© El Impulso


Get it on Google Play