We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

#OPINIÓN Cronicario: “Esta dictadura no pasa de Carnaval” decían exilados y luchadores en la clandestinidad #22Ene

2 2 0
22.01.2020

Sin imaginar que esa sería su última noche de Año Nuevo en el gobierno, aquel 31 de diciembre de 1957 el general Marcos Pérez Jiménez reía a placer y brindaba con sus amigotes en la fiesta de fin de año en el Palacio de Miraflores. Todo era euforia y alegría. El dictador se sentía seguro en la presidencia después de la farsa del plebiscito que lo dio ganador el 15 de diciembre con un descarado fraude, luego de la consulta propuesta el 4 de noviembre al Congreso Nacional espurio para prorrogar su mandato por cinco años más.

“Ese plebiscito no está en la Constitución”, decían los panfletos llamando a la abstención y la Junta Patriótica presidida por el periodista Fabricio Ojeda y el Frente Universitario llamaron a una huelga para el 21 de noviembre, Día del Estudiante, protesta convertida “en una chispa de rebeldía”, como la llamó Manuel Felipe Sierra en su biografía del dictador.

La represión aumentaba, los esbirros de la Seguridad Nacional perseguían con saña a los opositores, buscaban a los estudiantes en sus casas. Se multiplicaban los presos en los tenebrosos calabozos de la policía política. Fueron navidades de terror.

Pero no todo está en calma, el clima subversivo toma cuerpo y en las fuerzas armadas crece el descontento. Hay contactos entre civiles con oficiales del cuartel Urdaneta en Caracas y se extienden al cuartel Páez en Maracay. La conspiración contra el régimen dictatorial crece, hay reuniones con el teniente coronel Hugo Trejo, responsable de uno de los grupos militares más numeroso comprometido con la resistencia al gobierno y el 31 de diciembre fue arrestado el mayor Ely Mendoza Méndez y se concretan otras detenciones.

Sarcásticamente Pérez Jiménez reía con una copa de champaña que levantaba triunfal pero muy temprano su sonrisa sarcástica de la noche anterior se........

© El Impulso