We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

#OPINIÓN Karl Marx y el marxismo teórico (Parte III) #2Ago

4 1 1
02.08.2020

6.- Marx: Periodista (Paul Johnson, Karl Marx-Los Intelectuales, Ed. Vergara 1990).

En 1842 se convirtió en periodista del Reinische Zeitung y fue su editor durante cinco meses hasta su prohibición en 1843. Después escribió para el Deutsch-Französiche Jarbücher y otros diarios de París hasta su expulsión en 1845, y posteriormente en Bruselas. Allí intervino en la organización de la Liga Comunista y escribió su manifiesto en 1848.

Su perfil de periodista fue, en cierto sentido, bueno. A Marx proyectar, ni digamos escribir una obra le resultaba, no ya difícil sino imposible. Incluso “El Capital” es una serie de ensayos pegados con cola sin una verdadera estructura. Pero tenía la capacidad de escribir reacciones breves, agudas y dogmáticas frente a los acontecimientos, a medida que ocurrían. Tal como le dictaba su imaginación poética, creía que la sociedad estaba al borde del colapso. De modo que cualquier noticia periodística importante podía ser relacionada con este principio general, dándole a su actividad, como periodista, una notable coherencia.

En agosto de 1851 Charles Anderson Dana, seguidor de ese precursor del socialismo Robert Owen, que había llegado a ser un ejecutivo senior del New York Daily Tribune, le pidió a Marx que fuera el corresponsal europeo en temas políticos del diario, con dos artículos por semana a una libra esterlina cada uno. Durante los diez años siguientes, Marx envió casi quinientos artículos de los cuales, alrededor de ciento veinticinco, pese a aparecer su firma, fueron escritos por Engels. En Nueva York, eran copiosamente subrayados y reescritos, pero los vigorosos argumentos eran puro Marx, y ahí reside su fuerza.

En realidad, su mayor don era el del periodista polémico. Hacía un uso brillante de epigramas y aforismos. Muchos de estos no eran de su propia cosecha.

A Matas se deben las frases que los marxistas dogmáticos le atribuyen a Marx: “Los trabajadores no tienen nacionalidad” y “Los proletarios no tienen nada que perder salvo sus cadenas.”

El famoso chiste de que: “la burguesía usa escudos de armas en sus traseros”, vino de Heine, al igual que: “La religión es el opio de los pueblos.”

Luis Blanc le aportó: “De cada uno según sus capacidades, a cada uno según sus necesidades.”

De Karl Shapper provino: “¡Trabajadores del mundo uníos!”, y de Blanqui: “La dictadura del proletariado.”

“En política, los alemanes han pensado lo que otras naciones han hecho.”

“La religión, no es más que el sol ilusorio alrededor del cual gira el hombre hasta el momento que comienza a girar alrededor de sí mismo.”

“El matrimonio burgués es la comunidad de esposas.”

“La osadía revolucionaria que arroja a la cara de sus adversarios las palabras desafiantes: No soy nada y debo ser todo.”

“Las ideas dominantes de cada época, han sido........

© El Impulso


Get it on Google Play