We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

#RETACITOS #12Jul

2 1 5
12.07.2020

Como un baño de agua helada ha caído en las gobernaciones y municipios del país, la sentencia N° 078-2020 de La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) mediante la cual suspendió por el lapso de noventa (90) días, la aplicación de cualquier instrumento normativo dictado por los concejos municipales y consejos legislativos de los estados que establezcan algún tipo de tasa o contribución de naturaleza tributaria, así como cualquier decreto o acto administrativo de efectos generales dictado con la misma finalidad, por los alcaldes o gobernadores. De acuerdo con el criterio de la gente que más sabe de esta materia, como es el caso del abogado a quien todos en Lara la tienen un gran respecto y a quien identifican, entre quienes se dedican a esta profesión como el “Oráculo del Yogore”, esto quiere decir que dejan sin fundamento las obligaciones tributarias de los municipios, eliminando también, las recientemente creadas unidades tributarias especiales para tasas y demás sanciones creadas por cada municipio. Por supuesto que suponemos que el Porcino debe “andar de cama”, porque de un solo plumazo le están quitando de las manos los mecanismos e instrumentos a través de los cuales podía obtener los recursos para regalarse una vida de gran abolengo, que no se puede financiar con el salario de un concejal, a pesar de los bonos que sin ninguna justificación se reparten, mientras a los trabajadores municipales y de la alcaldías les dan el repele, lo que sobra; la remezón ha sido tan extrema que el personaje del tiro se puso a llamar a algunos conocidos abogados de la región, acusándolos de ser los responsables de que se haya producido esta decisión. Ahora bien, sería interesante averiguar quiénes son los gobernadores, alcaldes y concejales que saldrán a protestar ante la decisión del TSJ.

Con esta decisión, que al parecer forma parte de otras medidas que vienen en camino para el futuro, según las cuales la elección de los alcaldes y de los concejales ya no se realizará mediante las fórmulas tradicionales, sino que los procesos serán puestos en manos de los Consejos Comunales y las Comunas, de manera que este es un primer paso, a través del cual se impide que los alcaldes y los gobernadores, siguen imponiendo tasas impositivas y elevadas tarifas, sin ningún soporte técnico y en este sentido la sentencia del TSJ así lo expresa, cuando se ordena al ciudadano Tareck El Aissami, vicepresidente Sectorial del Área Económica y ministro del Poder Popular de Industrias y Producción para que, junto con los gobernadores, los alcaldes y el jefe de gobierno del Distrito Capital, conformen una mesa técnica a fin de coordinar los parámetros dentro de los cuales ejercerán su potestad tributaria, en particular, para armonizar lo referido a los tipos impositivos y alícuotas de los tributos. La sentencia precisa que cuando las distintas personas político-territoriales ejercen sus competencias en materia tributaria, debe ser conforme con los principios y valores que informan al sistema tributario en general, señalados en el artículo 316 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para garantizar que las entidades político-territoriales no excedan los límites constitucionalmente establecidos. Insistimos, estamos atentos a ver quiénes en Lara, son los primeros que van a salir a protestar.

Por supuesto la mayoría de los especialistas y conocedores del tema aseguran que el fallo del TSJ, en esta materia, es totalmente inconstitucional, incluso la Asociación Venezolana de Derecho Tributario (AVDT) emitió un comunicado en el cual fijó posición y advirtió que la decisión “anula inconstitucionalmente el ejercicio del Poder Tributario del que gozan los estados y municipios”, asimismo expresa que el TSJ carece de competencia para dictar normas legales en esta materia y en cualquier otra en virtud del principio de Separación de Poderes de conformidad con el artículo 136 de la Constitución. Incluso varios municipios ya han solicitado que el TSJ les aclaren los alcances de esta disposición. En todo caso, como en este país ya no sorprende que ocurra cualquier cosa, se comentan que supuestamente la Asociación de Empleados municipales chavistas, se estarían organizando con la finalidad de convocar a una paralización de actividades, ante la suspensión del pago de impuestos por tres meses, ya que esta decisión golpea en forma por demás severa y contundente las actividades que realizan gestionando permisos, documentos y una que otra menundencia que ahora quedarían truncadas, ante la medida malintencionada de los camaradas del TSJ, que están actuando como si hubieran saltado la talanquera para la oposición, ya que la mayoría de las alcaldías y gobernaciones están en manos de gente revolucionaria, que hoy no entienden como sus propios compañeros les dan este palo cochinero.

*****

Las amenazas del ministro de la Defensa, en contra de los representantes de la unidad democrática, no dejan ninguna duda del talante........

© El Impulso