We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

#OPINIÓN Barquisimeto 2050 #4Ago

6 0 1
04.08.2022

El año 2003 fue promulgada en Venezuela la ley contra los ilícitos cambiarios, un tradicional artificio de origen comunista, con la intención de regular a través de mecanismos estatales, la compra y venta de divisas. En esencia, esa ley fungió como camisa de fuerza para todos los venezolanos que quisieran efectuar operaciones en divisas y eliminó de cuajo la posibilidad de ahorrar en moneda fuerte. No obstante, el 2 de agosto de 2018, dicha ley fue derogada, permitiéndose una serie de operaciones que anteriormente eran penadas jurídicamente, y es vox populi a escala nacional que ese fue el punto de partida del pequeño, tibio, e inconsistente resurgir económico que ha experimentado el país en los últimos tiempos.

Por lo tanto, una certeza salta a la vista: la libertad para realizar transacciones en divisas, trajo beneficios para los venezolanos. Esta es la enésima prueba concreta de que la libertad en materia económica tiene una relación directa con el bienestar de la gente. Los comunistas soviéticos de la mano de Lenin, descubrieron que un gobierno no puede controlar la economía sin controlar a la gente. Y sabían que cuando un gobierno se decide a hacerlo, debe usar la fuerza y la coerción para lograr su objetivo. Y estos métodos, copiados por Cuba y........

© El Impulso


Get it on Google Play