«Cuando se puede evitar un mal es necedad aceptarlo».
Terencio

El coronel psicópata tiene sustituto y está tratando de permear las barreras éticas del superior, para que lo ratifique en el cargo. ¿Logrará este psicópata narcisista y embaucador, burlar la buena fe del superior? Aquí pone en tela de juicio el superior su integridad moral. Es determinante para la reputación y prestigio del superior saber en cual equipo juega. Si al lado de los delincuentes y extorsionadores o al lado de la gente honesta e institucionalista.

Hasta los momentos la terna para el cargo es una salida honorable, pero que sea un núcleo monolítico que el coronel psicópata no pueda romper ni intervenir, pues sería como dejarlo liderando desde afuera la corrupción en la institución y el nuevo jefe solo sería un títere del coronel psicópata. Hay que moverlos a todos. Hay que sacudir la casa. Hay que expulsar a los corruptos. No pueden los serviles al psicópata mantenerse en esos cargos. Sería una burla a la sociedad. Sería una afrenta a la institución que honrosa quiere erguirse y hasta ahora está desprestigiada.

Seguro el superior por la trayectoria que hasta ahora de él se describe, es un hombre que maneja el principio de buena fe, por el cual la buena fe se presume y la mala hay que demostrarla. Pero acontece que al coronel psicópata siempre se le juzga por este criterio y siempre la caga. El coronel narcisista siempre tiene planes malévolos y está consustanciado con la corrupción. Él es como un cochino mierdero, nunca pierde la oportunidad para hacer y cometer corrupción y este coronel psicópata juzga a todos por el principio maquiavélico de “piensa mal y acertarás”. De modo que le damos a su superior la estrategia de que piense mal del coronel psicópata y acertará. Juzgue al coronel psicópata con el mismo rasero con el cual él juzga a los demás. Utilice señor superior, ese criterio de valoración para con el coronel narciso, pues se le está presentando como un dechado de virtudes , como un “angelito” y es un hombre malvado, sádico, corrupto hasta sus tuétanos, que padece de varios trastornos de la personalidad, tales como: la psicopatía o trastorno antisocial de la personalidad (es un depredador social), trastorno de la personalidad megalomaníaca, trastorno sádico de la personalidad, trastorno narcisista de la personalidad y había dudas de si padecía el trastorno histriónico de la personalidad pero por estudios y análisis posteriores se ha determinado que su histrionismo tiene la base en este trastorno descrito. De modo que también sufre del trastorno histriónico de la personalidad. Él es un disfraz que engaña a la gente empática. Su cerebro es primitivo, de antes de que el hombre desarrollara empatía. Tiene poca materia gris y posee la región negra que califica su maldad en el área prefrontal del cerebro. Es un hombre con el factor “D” y el factor maldad, un sádico experimentado, un psicópata experimentado.

El estudio del comportamiento de este coronel psicópata ha arribado a determinar que este hombre es un peligro para la sociedad, pero sabe mimetizarse , se sabe mezclar, se sabe integrar – es un psicópata integrado – , para hacerse pasar por un hombre probo, correcto y decente , pero no lo es. Es un psicópata, es un depredador social. La reciedumbre que aparenta no le viene de la casta militar sino del histrionismo que hace para disfrazarse de gente honorable. Recuerde los expedientes por los cuales se le impidió ascender al grado de General, por todos los delitos en el ejercicio de sus funciones militares y todas las pruebas que se presentaron en aquel momento y por las cuales los evaluadores determinaron que sería una ofensa más para la fuerza si a este felón se le otorgaba el digno ascenso a General, por lo que se le envió a retiro. Pero él no ha dejado de su andanzas en delitos, crímenes, extorsiones, corrupciones, agresiones sexuales, etc., etc., etc. El coronel psicópata, tira la piedra y esconde la mano, Es una rata. Hace maldad y corrupción a través de otros a quienes manipula y controla para que nadie sepa que es él quien da las órdenes.

Fíjese que este coronel es una joyita y mantenerlo usted en su equipo le acarreará muy mala reputación a su gestión. Recuerde superior, que las personas son la media de las cinco personas con las que se rodean y este coronel psicópata se rodea de delincuentes que le hacen el trabajo sucio, esos son sus monos voladores. Tal como lo definimos en psicología. Escuche, no tome a la ligera estas letras pues se le está dando un consejo sano y se le está colocando en alerta con tiempo. Mantener al coronel psicópata en el cargo que hoy ostenta es una burla al estamento militar, porque a este pervertido verde no se le divisa el honor por ninguna parte.

Además tome en cuenta que el coronel psicópata también es un «coctel siniestro de síndromes diversos», el sufre de varios síndromes: El síndrome de hubris, el síndrome de Procusto, el síndrome de Dunning Kruger, utiliza maléficamente el silbato de Galton y el gaslighting. Es un voyerista, pues ha instalado cámaras en toda la institución, desde donde monitorea los espacios privados de las personas, invadiendo su intimidad y se da placer sexual ejerciendo de mirón. Y graba enfermizamente con fines sexuales a niños, niñas y adolescentes, para dar rienda suelta a sus parafilias y erotopatía.

Básicamente, es una desproporción de insanias, que de casta le viene al galgo, cuyos padres echaron en la sociedad a un ser maléfico, un malévolo psicópata patéticamente desequilibrado. Este hijo de primos hermanos es un aberrado peligroso. Mantener al coronel psicópata en el cargo que hoy ostenta, es seguir institucionalizando la corrupción, haciendo caso omiso a todas las señales y advertencias que lo alertan de que ese coronel psicópata no debe ser uno de los hombres del superior porque es un “monstruo” hecho de muchos trapos y retazos de cuanta inmundicia de la personalidad se pueda hacer una prognosis en psicología. Calificamos sus trastornos y demás como un cajón de sastre, pero de un desastre de cajón. De un cajón lleno de varios trastornos de la personalidad muy retorcidos y de diversos síndromes siniestros.

Este coronel ha hecho delincuentes, ha forjado delincuentes y ha otorgado documentos ilegalmente a quienes nunca cumplieron los requisitos. Es un hombre de cuidado.

Nunca se aclaró el caso de la joven sargento que apareció muerta y violada y que todo quedó extrañamente justificado con el reflejo interlimb. “Piense”.

Antecedentes: Sabe de los viajes de lujo y de placer que este coronel se ha dado y las mansiones que se ha hecho construir y los vehículos que ostenta y en fin los signos exteriores de riqueza. Que se divierte burlonamente en su hoverboard en una mansión en EEUU. Su vida de rico y millonario en paseo en lanchas costosísimas y los viajes recorriendo la América Latina y el Caribe, China, Japón y sus alrededores. Con sus amantes de turno que siempre las obtiene de y en las instituciones que él parasita. ¿De dónde ha sacado los dólares con un salario de coronel? ¡Exageraciones verdad! Pero hay que meterle el ojo a muchas cosas que él esconde y que son producto de su corrupción. Si usted busca en el diccionario el concepto de corrupción, con toda seguridad dirá el nombre de este patán. Todo ha salido de su boca ostentosa, porque bocón y fanfarrón si es para alardear y humillar a su audiencia. Según él venció en la pileta a Michael Phelps II. En fin estimado superior, evalúe a este personaje de tan denigrante y peligrosa personalidad. No obstante, ¿le gustaría mantenerlo en su equipo?

Cuando el río suena es porque trae piedras. Escuche el sonido de la advertencia sana e institucional.

«Quien no castiga el mal, ordena que se haga».
Leonardo Da Vinci

Crisanto Gregorio León

crisantogleon@gmail.com

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

QOSHE - #OPINIÓN Epístola al superior del coronel psicópata… #7Sep - Crisanto Gregorio Leon
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

#OPINIÓN Epístola al superior del coronel psicópata… #7Sep

7 2 12
07.09.2022

«Cuando se puede evitar un mal es necedad aceptarlo».
Terencio

El coronel psicópata tiene sustituto y está tratando de permear las barreras éticas del superior, para que lo ratifique en el cargo. ¿Logrará este psicópata narcisista y embaucador, burlar la buena fe del superior? Aquí pone en tela de juicio el superior su integridad moral. Es determinante para la reputación y prestigio del superior saber en cual equipo juega. Si al lado de los delincuentes y extorsionadores o al lado de la gente honesta e institucionalista.

Hasta los momentos la terna para el cargo es una salida honorable, pero que sea un núcleo monolítico que el coronel psicópata no pueda romper ni intervenir, pues sería como dejarlo liderando desde afuera la corrupción en la institución y el nuevo jefe solo sería un títere del coronel psicópata. Hay que moverlos a todos. Hay que sacudir la casa. Hay que expulsar a los corruptos. No pueden los serviles al psicópata mantenerse en esos cargos. Sería una burla a la sociedad. Sería una afrenta a la institución que honrosa quiere erguirse y hasta ahora está desprestigiada.

Seguro el superior por la trayectoria que hasta ahora de él se describe, es un hombre que maneja el principio de buena fe, por el cual la buena fe se presume y la mala hay que demostrarla. Pero acontece que al coronel psicópata siempre se le juzga por este criterio y siempre la caga. El coronel narcisista siempre tiene planes malévolos y está consustanciado con la corrupción. Él es como un cochino mierdero, nunca pierde la oportunidad para hacer y cometer corrupción y este coronel psicópata juzga a todos por el principio maquiavélico de “piensa mal y acertarás”. De modo que le damos a su superior la estrategia de que piense mal del coronel psicópata y acertará. Juzgue al coronel psicópata con el mismo rasero con el cual él juzga a los demás. Utilice señor superior, ese criterio de valoración para con el coronel narciso, pues se le está presentando como un dechado de virtudes , como un “angelito” y es un hombre malvado, sádico,........

© El Impulso


Get it on Google Play