«La envidia es una declaración de inferioridad».
Napoleón I

El envidioso coronel psicópata no quiere lo que tú tienes, porque él siente que tú no tienes lo que él tiene, porque te supera con todo lo que tiene, así sea patrimonio, dinero o talento, él se cree estar por encima de todos. Sus ínfulas son supra atmosféricas y allá solo puede llegar él. Pues tiene un traje especial diseñado al efecto, los demás son unos tristes mortales, unas basuritas cualquieras. De modo que nadie puede ni siquiera equiparársele y para eso está él, para evitar que alguien se le equipare, al menos que sea más fuerte, más empoderado, más relacionado que él, de tal forma que no puede, que no le queda de otra, sino aguantarse las ganas de destruirlo y tragarse las ganas de verlo caer.

Pero, paradójicamente, el envidioso coronel psicópata si quiere lo que tú tienes, te lo envidia, para él es una osadía de tu parte saber más de lo que él sabe, conocer más de lo que él conoce, o haberte graduado con honores en profesiones que él quisiera que fueran suyas, o haber realmente estudiado para la obtención de títulos académicos para los que él cometió fraude. Recordemos que uno de sus tantos nombres es el doctor fraude. ¿Porque cómo puede ser posible que alguien como tú tenga una profesión que él no tenga? , eso es inaudito para el coronel psicópata, si el único cognitivamente idóneo y preparado es él. Por eso trata con majaderías a los profesionales que no se enfilan entre sus monos voladores.

Al coronel psicópata narcisista le molesta envidiosamente que otros puedan ser mejores que él en cualquier aspecto. Por de modo que no quiere que tengas lo que tienes, ni que llegues a tener más de lo que tienes, ni que llegues a ser alguien más solvente de lo que eres, ni que llegues ni siquiera a ser solvente, ni que llegues siquiera a ser alguien porque eso a él le ofende, se siente desplazado, se siente que lo opacan, porque en el fondo por su narcisismo experimenta un sentimiento de inferioridad que trata de ocultar echándoselas de Dios. Así es el coronel psicópata, porque su envidia es de mayor complejidad, más aviesa, más morbosa, su envidia es psicopática. La envidia del coronel psicópata es una envidia vilmente desalmada. No se puede hablar de envidia sana, porque en el coronel psicópata ninguna de sus invirtudes son sanas y mal podrían ser sanas sino son virtudes. Una verdad de Perogrullo.

El coronel psicópata irradia su envidia de diversas maneras, porque peculiarmente siente que los demás le tienen envidia y he aquí un pasaje real en las anotaciones de sus conductas desadaptativas.

La ocasión en que un funcionario civil quiso hacer un inocente símil comparativo tristemente con este maldito coronel, que en mala hora pensó siquiera en creerlo empático, fue interrumpido por el narcisista vilmente. Escuche coronel, si yo fuera usted…y hasta ahí pudo el funcionario articular palabras… cuando el psicópata con su trastorno explosivo intermitente y su trastorno megalomaníaco gritándole con fanfarronería, engreimiento y soberbia lo dejó atónito y le dijo…no se compare conmigo, yo soy muy superior a usted… Definitivamente el tipejo tiene jodido el cerebro. En un mundo donde las personas llaman por su nombre de pila a los presidentes de las naciones y se comparan con ellos desde toda índole e incluso de manera jocosa y a cualquier funcionario e inclusive a pastores, ministros y sacerdotes los tutean; este anormal coronel descerebrado se cree un ser superior a los demás…. ¿Qué pudo hacer esta institución como ente y sus trabajadores como conjunto para merecer un tipejo psicópata como este coronel al frente de sus destinos? Más allá: ¿Que pudo haber hecho esta sociedad para tener a este psicópata primario y desalmado, disfrazado de gente empática y parasitando un ente público? El daño psicosocial que este hijo de primos hermanos ha producido en los funcionarios de la corporación, es un daño que no será fácil de evaporar, porque muchos están lastimados, victimizados y han sido presas de este depredador social, mientras otros psicológicamente están posicionados para la comisión de todo tipo de delitos y especialmente extorsiones por seguir el mal ejemplo de este coronel nunca más ascendido.

Al coronel voyerista, al negro ladrón como se le identifica entre militares que bien lo conocen y saben cómo saboteó su propio ascenso, la envidia le es connatural porque le deviene de su psicopatía y de su narcisismo.

No puede el coronel psicópata tener entre los trabajadores de la empresa a personas o profesionales con talentos que destaquen, no puede haber personas cuyas preparaciones académicas y profesionales lo pongan según el sienta contra la pared o lo dejen en evidencia que no sabe tanto de lo que pregona, al menos que sean sus siervos y vasallos , esclavos o lamebotas y entonces los ensalzará , porque en razón de su síndrome de Procusto , a los que envidia los botará, los excluirá, los burlará y los hará sentir insignificantes e inferiores; porque él único que puede ser listo y capaz profesionalmente , él único talentoso puede ser el coronel psicópata. Que nadie más tenga la osadía de demostrar talento, al menos que sea un talento genuflexo, un talento servil, un talento delincuente, un talento sin probidad.

En estos días, en los que el coronel psicópata anda buscando aceptación, ante las fuertes noticias de su remoción, quiere que de manera súbita, de golpe y porrazo sean olvidadas todas las maldades, el sadismo y la corrupción que han caracterizado su gestión; solo se le ve con gentes sobre las que él tiene dominación, unas por ingenuas, otros por humildes, otras por zánganas y otras por ser sus cómplices delincuentes sin cuyas actuaciones no habría podido haber engañado a tantas personas, ni haber vendido tantos documentos ilegalmente, ni haber extorsionado tantos millones de dólares como los que se lleva enredados entre las patas.

Como he explicado en otras epístolas, al desarrollar sus perfiles psicopáticos desde temprana edad, en la infancia, la envidia ha sido una característica en la personalidad del narciso coronel, quien notoriamente mitómano por demás, también se robaba los juguetes de sus compañeritos de clases, de sus vecinitos y de sus primitos. Su envidia es crónica, como crónica es su psicopatía. Y como bien es sabido “los psicópatas son brutalmente egoístas, superficiales, frívolos y envidiosos, rara vez celebran el éxito de los demás, nunca aceptan sus propias culpas, simplemente las exceden a los demás. Culpabilizan a los otros de sus propios errores, de sus engaños y manipulaciones”.

«La envidia es mil veces más terrible que el hambre,
porque es hambre espiritual».
Miguel de Unamuno.

Crisanto Gregorio León

crisantogleon@gmail.com

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

QOSHE - #OPINIÓN El envidioso dual coronel psicópata… #14Sep - Crisanto Gregorio Leon
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

#OPINIÓN El envidioso dual coronel psicópata… #14Sep

8 1 0
14.09.2022

«La envidia es una declaración de inferioridad».
Napoleón I

El envidioso coronel psicópata no quiere lo que tú tienes, porque él siente que tú no tienes lo que él tiene, porque te supera con todo lo que tiene, así sea patrimonio, dinero o talento, él se cree estar por encima de todos. Sus ínfulas son supra atmosféricas y allá solo puede llegar él. Pues tiene un traje especial diseñado al efecto, los demás son unos tristes mortales, unas basuritas cualquieras. De modo que nadie puede ni siquiera equiparársele y para eso está él, para evitar que alguien se le equipare, al menos que sea más fuerte, más empoderado, más relacionado que él, de tal forma que no puede, que no le queda de otra, sino aguantarse las ganas de destruirlo y tragarse las ganas de verlo caer.

Pero, paradójicamente, el envidioso coronel psicópata si quiere lo que tú tienes, te lo envidia, para él es una osadía de tu parte saber más de lo que él sabe, conocer más de lo que él conoce, o haberte graduado con honores en profesiones que él quisiera que fueran suyas, o haber realmente estudiado para la obtención de títulos académicos para los que él cometió fraude. Recordemos que uno de sus tantos nombres es el doctor fraude. ¿Porque cómo puede ser posible que alguien como tú tenga una profesión que él no tenga? , eso es inaudito para el coronel psicópata, si el único cognitivamente idóneo y preparado es él. Por eso trata con majaderías a los profesionales que no se enfilan entre sus monos voladores.

Al coronel psicópata narcisista le molesta envidiosamente que otros puedan ser mejores que él en cualquier aspecto. Por de modo que no quiere que tengas lo que tienes, ni que llegues a tener más de lo que tienes, ni que llegues a ser alguien más solvente de lo que eres, ni que llegues........

© El Impulso


Get it on Google Play