We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

#OPINIÓN Por la puerta del Sol (82): Mi personaje inolvidable #29Ago

2 2 1
29.08.2020

A la memoria de Eduardo Ángel (El cuñao)

“El agua, se aprende por la sed; la tierra, por los océanos atravesados; el éxtasis, por la agonía; la paz se revela por las batallas libradas; el amor, por el recuerdo de los que se fueron; los pájaros, por la nieve”.
(Emily Dickson)

El cuñao sempre será recordado por quienes tuvimos el privilegio de haber formado parte de sus más caros afectos.

Lentamente el cincel del mundo va dando forma a nuestra vida, el tiempo y los aconteceres son los que producen en nosotros una obra perfecta o deformada.
Carne y hueso, estatua y flor perecerán un día sin indumentaria, sin aromas de jazmín, de magnolias ni lavandas. El tiempo es implacable, solo queda en esta tierra el producto de lo que en vida fue copa llena de delicias o tristezas, alimento de luces o de sombras, de amor o de odio.

Se sale a vivir cuando se nace, escarbando o cantando en las fronteras del ensueño, manos que son custodia de sueños o antorcha de esperanzas, filos de discordia o pétalos de armonía.

Solo la muerte podía detener a este hombre fuerte, familiero y gentil, cuya vida estuvo llena de bondad, de........

© El Impulso


Get it on Google Play