We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Las libertades a las que no podemos renunciar

5 1 4
16.11.2021

La Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano publicada por la revolucionaria Asamblea Nacional Constituyente de Francia en 1789, es un documento escrito a dos manos, la de Thomas Jefferson y la del Marqués de Lafayette e inspirado en las ideas de la Ilustración. Se trata de un documento que ha tenido una influencia histórica muy importante en el desarrollo de los conceptos de libertad individual y de democracia en todo el mundo. Esta declaración pertenece a una estirpe de documentos históricos con los que comparte su ADN, un cierto aire de familia, y entre los que están la Carta Magna inglesa de 1215, que limitó las arbitrariedades del rey Juan ‘sin tierra’, y aumentó el control de sus actos por el Parlamento; la Declaración de Independencia de Estados Unidos –en la que también Thomas Jefferson tuvo una participación eminente–, y desde luego, la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU de 1948, por citar solo a los más conocidos. Múltiples documentos fundacionales de un gran número de países, declaraciones de independencia, constituciones, cartas de derechos y otros, están inspirados en este linaje de textos históricos que han tratado a lo largo de muchos siglos de establecer un conjunto, un cuerpo derechos que son inseparables de lo humano y que son la base de la defensa de las personas ante los abusos........

© El Financiero


Get it on Google Play