We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Toca tratar

8 21 0
12.07.2019

Cientos de millones de personas en el mundo apoyan hoy activamente, o al menos se sienten satisfechas con, causas y propuestas antidemocráticas, excluyentes y/o violentas. En Estados Unidos, Trump viola derechos, pone en peligro libertades y estigmatiza poblaciones sin que los sondeos de opinión revelen más que tremores pasajeros. En Filipinas, Duterte balea a los consumidores de drogas ilegales, gozando en medio de la matazón de niveles de apoyo inauditos. El húngaro Orban se ha hecho reelegir una y otra vez, consolidando un régimen cada vez más alejado de los estándares de la democracia liberal. No hablemos ya de Putin. De hecho, aunque un poco diferente, el ejemplo de Maduro viene a cuento aquí: a pesar del brutal carácter represivo de su régimen mantiene sectores que lo apoyan vigorosamente.

Matar, destruir, odiar, son consignas que adquirieron viabilidad. Claro que no siempre funcionan —ni tienen por qué hacerlo para siempre—. Bolsonaro, por ejemplo, está en........

© El Espectador