We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Precisiones

4 18 0
24.05.2019

Las dos semanas agitadísimas que acaban de pasar estuvieron marcadas por sendos eventos sobre los que vale la pena hacer unas precisiones simples.

Comencemos con la no extradición de Santrich. ¡Cuántos litros de adrenalina nos costó! El inefablemente opaco Néstor Humberto Martínez lo aprovechó para rasgarse las vestiduras por enésima vez, Duque hizo lo propio, el Centro Democrático (CD) entró en colapso y volvió a airear su propuesta de constituyente, los juristas nos regalaron sus sesudas reflexiones. Pero una vez se calmó un poco el barullo, quedó claro que la prueba reina que sacaron a relucir a la hora de la nona y de consuno el CD, el Gobierno, la Fiscalía y Whitaker tenía tres características. Primera: no se había compartido con la Justicia Especial para la Paz (JEP), algo inaudito sobre lo que aún no se ha pedido explicación al jefe de Estado. ¿Es que él y sus amigos estaban agazapados esperando a que la JEP tomara una decisión para caerle encima? ¿No valdrá........

© El Espectador