We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Lucha libre y gobierno

5 1 0
18.10.2019

Quienes hayan seguido alguna vez en su vida el noble arte de la lucha libre —una puesta en escena: ¿pero cuántas cosas que valoramos con el corazón en la mano no lo son?— sabrán que está poblado por dos clases de figuras: los estilistas y los rudos. El espectáculo sobrevive gracias al delicado equilibrio ecológico entre estas dos grandes poblaciones. Los primeros exhiben su técnica y su conocimiento. Los segundos se vanaglorian de su brutalidad y su fuerza; aparte de golpear duro, hacen todo lo posible por ganarse los chiflidos del público. “Impopulares pero eficientes” —al menos en la visión que tratan de crear de sí mismos—.

Lo cual me lleva a la analogía obvia: los gobiernos están igualmente habitados por unos y por otros. Pero si crece de manera desaforada la proporción de rudos a costa de los estilistas, entonces también aquí tendremos muy buenas razones para preocuparnos. Y en este caso no solamente por la calidad del espectáculo (aunque también).

Me temo que estamos presenciando precisamente........

© El Espectador