We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Cortejo y acoso

1 0 0
05.06.2019

El martes 28 de mayo un grupo indeterminado de personas rompió los vidrios y quemó la verja de la casa de Carlos Guillermo Páramo, director del Departamento de Antropología de la UN. En los panfletos, los agresores, acusaban al maestro de no haber tomado medidas contra los casos de acoso sexual por parte de profesores y estudiantes. Ante estos reclamos el director de la facultad de Antropología había sugerido que se presentaran denuncias formales, pruebas fehacientes y, en todo caso, se escucharán las demandas y descargos de las partes implicadas, es decir, que se cumpla el debido proceso.

Este ataque alevoso avisa el surgimiento de un nuevo fanatismo, resultante de la interiorización tergiversada del derecho a consentir o no las pretensiones sexuales, derecho reivindicado en los códigos de convivencia, por cierto pertinente pero a la vez tan ambiguo que aún el Derecho internacional no precisa su justa normatividad.

Hace veinticinco años en Europa se empezó a penalizar el acoso, actualmente se castiga en 125 países y en Colombia hace apenas diez años la Corte Suprema de Justicia lo tipificó como delito, así:

“Un acto verbal o físico que implique acciones, tocamientos, señas o conductas de........

© El Espectador