We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La autoría de Sánchez y la complicidad de Casado

3 83 105
29.12.2018

El día 1 de octubre de 2016, el "viejo” PSOE quiso preservar las reglas de compromiso de la democracia de 1978 y destituyó a su secretario general, Pedro Sánchez. Lo hizo porque el entonces líder de los socialistas pretendía auparse a la jefatura del Gobierno con el apoyo de los independentistas catalanes y del 'abertzalismo' radical vasco.

Previamente, Sánchez había conducido al PSOE a dos derrotas históricas. En las elecciones de 2015 su partido pasó de 110 escaños a 90 y en las de 2016 a 85. La propuesta mayoritaria —que prosperó— del Comité Federal fue salir de atolladero permitiendo, mediante una abstención, que Mariano Rajoy accediese a la presidencia del Gobierno con el respaldo de su grupo parlamentario (137 escaños) y el de Ciudadanos (32 escaños).

El regreso de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE tras su victoria en unas primarias en las que rebasó a Susana Díaz, liquidó a la "vieja guardia" del partido, la que estaba representada por la gestora que presidió el asturiano Javier Fernández. Y el día 1 de junio de este año, a rebufo de una sentencia en una de las piezas del caso Correa, Sánchez reencontró las condiciones para ejecutar su viejo plan: ser presidente del Gobierno, justamente, con los socios que parecían dispuestos a respaldarle en 2016.

El expresidente de la gestora del PSOE y presidente asturiano, Javier Fernández.........

© El Confidencial