We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Volver a decir Gerona

5 40 0
05.11.2019

La inversión de los conceptos es la primera anormalidad de la locura independentista. Por eso, en este artículo se hablará de la princesa de Gerona, porque ha llegado la confusión y la histeria al punto dislocado en el que, incluso, mencionar la provincia catalana, o la ciudad, por su nombre en castellano, en español, puede parecer un acto de provocación innecesario al catalanismo.

Y no es así, porque el respeto absoluto que se le tiene a la lengua catalana tiene el límite en el respeto al castellano; como la misma libertad personal, que se acaba donde empieza la de los demás. Desde hace años, quizá de forma inconsciente o acomplejada, en los propios medios de comunicación hemos asumido que se debe escribir siempre Lleida o Girona, porque lo otro, Lérida o Gerona, podría interpretarse como una desconsideración (hay quien piensa, incluso, que solo los fachas hablan así).

A nadie, en ningún medio de comunicación, se le ocurre decir London, ni Brugge, cuando habla de Londres o de Brujas. Ni siquiera pasa con el País Vasco, porque no decimos Bilbo o Donostia, ni Iruña, cuando hablamos de Pamplona, pero en el caso de Cataluña es distinto. ¿Por qué? Pues se acabó, volvamos a lo elemental, a lo que nunca se debe perder ni manosear: el derecho que tenemos a hablar la lengua que nos une, el español, la primera víctima de la intransigencia. Decir Gerona, hablar de la princesa de Gerona en España, no es un menosprecio, sino un reconocimiento de la pluralidad de este país y, en........

© El Confidencial