We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Un churro de sentencia y el error de Marchena

10 35 0
23.12.2019

Un error, uno solo, cometió el presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, en el juicio más trascendental que se ha vivido en la democracia española, muy por encima de otros fundamentales en nuestra pequeña historia democrática, como el de los golpistas militares del 23 de febrero de 1981 o el de los responsables de la brutal masacre de los atentados de Atocha, el 11 de marzo de 2004.

Marchena, junto a los demás magistrados de la Sala que acordaron su sentencia firme por unanimidad, condujo el juicio contra los golpistas catalanes con un equilibrio exquisito de profesionalidad, rigor, transparencia y condescendencia hacia quienes, día tras día, colocaban alguna trampa en la sala de vistas. Un testigo provocador, un alegato salido de tono de las defensas, una bravata de los procesados… Sacó adelante el juicio, público y abierto, retransmisión continua en directo, sin que los tramposos pudieran airear la menor objeción. Pero cometió un error fatal, justo cuando ya se había acabado todo, cuando el juicio estaba visto para sentencia, y Oriol Junqueras le pidió acudir al Parlamento Europeo para tomar posesión de su acta de diputado. Marchena se equivocó, inexplicablemente se equivocó, y la tradicional frivolidad diletante de la Justicia europea se ha encargado de todo lo demás con una sentencia que es un churro, no porque no se ajuste a la lógica y al Derecho, sino porque se desentiende de la realidad y no aporta ninguna solución; enreda más que aclara. Analicemos los dos aspectos por separado.

Un churro de sentencia y el error de MarchenaEl TJUE sentencia que Junqueras gozaba de inmunidad y que el TS debió permitirle........

© El Confidencial