We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Cómo entender en cuatro pasos la burla de los eurodiputados independentistas

6 25 0
17.12.2019

La Justicia europea siempre ha dado calabazas a España desde que se inició el procesamiento judicial contra los líderes de la revuelta independentista de Cataluña. Las estratagemas jurídicas de los abogados han conseguido no solo frustrar las exigencias de la Justicia española sino que se han convertido en victorias políticas del independentismo y en constante balones de oxígeno que aprovechan, amplifican y jalean.

Pero es ahora cuando tiene que llegar el fallo más peligroso para la credibilidad del sistema judicial español y, también, para la solución futura del conflicto. De hecho, los independentistas parece que ya han comenzado a celebrar la sentencia que pronuncie el jueves 19 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, y hasta Carles Puigdemont, el fugado más famoso de España, se ha alquilado una casa para volver a Cataluña sin que nadie pueda detenerlo. Pero ¿es así? ¿Realmente pueden burlarse de esa forma de la Justicia española? ¿Cómo hemos llegado a este enorme disparate?

Puigdemont alquila la casa de Macià en Perpiñán para mudarse cuando sea inmune

A. Fernández. BarcelonaEl expresidente de la Generalitat prepara su salida de Bélgica y su aterrizaje en el sur de Francia para dentro de unas semanas, si todo van según ha planeado junto a su 'estado mayor'

Para comprenderlo, y para explorar las consecuencias reales que puede tener la sentencia del Tribunal de la UE, hemos recurrido a uno de los mayores expertos en España en derecho parlamentario, Plácido Fernández Viagas, que fue magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y letrado del Parlamento andaluz, además de autor de diversas publicaciones sobre la inmunidad o la inviolabilidad. Cuatro pasos para entender ese enorme embrollo.

Primero: ¿cómo es posible que una persona que está en prisión provisional pueda presentarse a unas elecciones, sobre todo cuando está acusada de delitos tan graves?

Este es el origen de todo, en efecto, pero a la vez el más sencillo de explicar. Por contradictorio que parezca, la razón elemental por la que se produce ese aparente absurdo es que nadie puede ser privado de sus derechos hasta que no resulta condenado, y hasta ese momento lo que prevalece es la presunción de inocencia. El caso de los independentistas catalanes no es, además, el primero que se produce en España: en otras muchas ocasiones ha habido alcaldes y parlamentarios que se........

© El Confidencial