We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Sánchez descubre al diablo

5 114 0
20.07.2019

Sostiene ahora Sánchez que no admite a Pablo Iglesias en el Consejo de Ministros porque necesita un vicepresidente (o un ministro, se entiende) que esté dispuesto a defender la democracia española. Porque, según él, existen entre ellos “discrepancias abismales” sobre las cuestiones esenciales del Estado en general y del Estado de derecho en particular. Porque Iglesias no controla a su partido ni garantiza el comportamiento de sus dirigentes. Porque no es de recibo que alguien pretenda entrar en un Gobierno con la declarada intención de vigilar políticamente a su propio presidente.

Es decir: hoy los españoles hemos conocido que, para el candidato Sánchez, Iglesias no está comprometido con la defensa de la democracia, no es de fiar en cuanto a los fundamentos de la Constitución y del Estado, carece de autoridad y control sobre su propio partido y no pretende entrar en el Gobierno para contribuir a la tarea colectiva, sino para ejercer de comisario político.

El veto en diferido a Pablo Iglesias

Isidoro TapiaTras tres largos meses, las cartas se han puesto por fin sobre la mesa: el nudo gordiano de la investidura es la presencia de Iglesias en el Consejo de Ministros. ¿Es legítimo?

Es difícil encontrar una descalificación política y personal más completa y acabada de un supuesto aliado. Sobre todo porque son 'dicterios ad personam', que se aplican específicamente al individuo Iglesias. Solo así se entiende que, en el mismo discurso, Sánchez haga compatible semejante diatriba hacia Iglesias con la presencia en el Gobierno de otros miembros cualificados de Podemos, y que mantenga expresamente la consideración de ese partido como “socio preferente” a todos los efectos -excepto al de compartir poder con su líder-.

Al parecer, la presencia en el Gobierno de otros miembros de UP no pondría en peligro la defensa de la democracia, los........

© El Confidencial