We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El paraíso de los impostores

5 41 0
02.10.2019

Imaginen a un candidato que, ante cualquiera de los mayores problemas del país —la crisis del sistema de pensiones, por ejemplo—, decidiera decir la verdad. “Este es un problema muy complejo para el que no hay solución a corto plazo. Es posible asegurar la renta de los pensionistas actuales, pero no la de los ancianos futuros, que serán decenas de millones. La generalización del empleo precario, el envejecimiento de la población y las tensiones migratorias ciegan los caminos para hacer sostenible el sistema. Por no hablar de la dificultad de alcanzar los consensos necesarios para una reforma seria. Haremos todo lo posible para prolongar la vida del sistema público de pensiones, pero en algún momento habrá que replantear el modelo entero. En todo caso, ningún partido por sí solo tiene la solución, y el que afirme lo contrario miente”.

Si además trasladara ese mismo discurso de la verdad a otras cuestiones trascendentales (el conflicto de Cataluña, el cambio climático, la reforma del sistema político y tantos otros), su fracaso electoral estaría asegurado.

Cabe recordar la archiconocida frase de Lincoln, pero solo para constatar su no vigencia. Hoy se puede engañar a todo el mundo durante todo el tiempo, aunque no a todos con el mismo cuento. Cada clientela necesita su propio fraude.

Pedro Sánchez, el españolazo

Rubén AmónEl volantazo patriotero del presidente del Gobierno en funciones exige a los votantes un nuevo ejercicio de credulidad ante las inminentes elecciones del próximo 10 de noviembre

A la evidente demanda de mentiras en el mercado político corresponde la sobreoferta de ellas. El relato ha sustituido a la idea. Como los niños que exigen un cuento mientras se duermen, esta sociedad infantilizada no desea verse ante el espejo de la realidad, sino que le pinten un dibujo a su medida. Tiene que ver con el desengaño de la política como una herramienta útil: ya que ustedes los políticos no resolverán el problema, al menos no me lo pasen por la cara. En su lugar, cuéntenme cualquier cosa que me dé una coartada para volver a votarles sin sentirme estúpido.

Por eso los impostores triunfan como nunca. Los........

© El Confidencial