We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Nuestra tradición presidencialista, por Carlos Contreras Carranza

4 4 0
13.08.2019

Lo sucedido en nuestra historia con los gobiernos de Guillermo Billinghurst en 1914, José Luis Bustamante en 1948, Fernando Belaunde en 1968 y Alberto Fujimori en 1992 fueron cuatro episodios, que cuentan como cuatro lecciones, de que la cultura política en estas tierras no parece hecha para hacer llevadero un gobierno sin mayoría congresal.

En todas esas ocasiones, dichos presidentes, que habían sido elegidos por el voto popular de nuestra balbuceante democracia, carecieron de mayoría en el Poder Legislativo, o, habiéndola tenido inicialmente, la perdieron en los vericuetos de los pactos y alianzas de intereses. La crisis política asomó, entonces, como una ola que día a día aumentaba, amenazando con sumir al país en la anarquía y la violencia. El gobierno de Billinghurst aguantó apenas un año; el de Bustamante, tres, y el de Belaunde parecía que iba a lograr la hazaña de terminar su mandato con un Congreso dominado por la oposición, cuando a poco de realizarse las nuevas elecciones fue derrocado por el general Velasco. Fujimori atajó la crisis, disolviendo él mismo al Congreso, antes de que las fuerzas armadas lo disolvieran a él, como había ocurrido con Bustamante y Belaunde.

La única vez que en esas pugnas entre poderes ganó........

© El Comercio