We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El circo de tres pistas, por Carlos Basombrío*

2 11 0
25.07.2019

Pista uno. Grandes reflectores, muchos fotógrafos y muy poco público. Se pasa lista y se inicia la función. Muchos golpes de mesa y frases punzantes que logren algún titular. “Blindadores no quieren la reforma porque son corruptos”. “Advenedizos que no entienden de partidos y quieren imponernos ideas de escritorio”. “Dictadores que quieren cerrar el Congreso”. “Mafiosos que solo buscan proteger a corruptos”. “Pido censura”. “Pido interpelación”. “A mí nadie me amedrenta”. “A mí tampoco, esto no queda así”. Afuera, los comentaristas –que son casi tantos como el público interesado– dan cuenta de la gravedad de la situación y de que esa carpa se caerá en cualquier momento. Se levanta la función.

Pista dos. Ningún reflector, ningún fotógrafo, no hay público y apenas unos pocos actores. Se ven sombras que conversan, casi cuchichean. “No podemos llevar al país a un enfrentamiento mayor; tenemos que conciliar”. “Sí –responden los demás–, el país está primero”. Y se negocian las seis esencias. Unos, porque son conscientes de que sobrevaloraron sus fuerzas. Los........

© El Comercio