Tomaré como epígrafe, no está de más agregar que espero que esto no modifique el contexto original de su escrito, de un artículo intitulado “Una oportunidad” publicado esta misma semana por Julio Castillo Sagarzazu: “Unas mega elecciones antes de ser un obstáculo, podría ser una gran oportunidad. Están abiertas las puertas para una negociación global que incluya gobernaciones y alcaldías, no solamente entre los partidos, sino con liderazgos regionales y municipales”

Comienzo agregando que también hay que abrir las puertas para que en esos acuerdos se considere la integración del nuevo gobierno de todas las fuerzas opositoras que participen en las elecciones primarias. En esa especie de Ancha Base deben formar parte del nuevo poder ejecutivo, considerando la posición que ocupen de acuerdo al número de votos alcanzados en esa contienda electoral interna. Al mismo tiempo hay que considerar el hecho de que ninguna organización política, ni siquiera en tiempos de la democracia, tiene el número de personas competentes o idóneas para conformar un gobierno con sus dirigentes o simpatizantes, únicamente. De manera que hay que encontrar vías de acuerdos para que el nuevo gobierno emerja con una base de sustentación que soporte las embestidas de los desplazados con la finalidad de desestabilizar el poder producto de la voluntad de las mayorías de los venezolanos. En pocas palabras, estos acuerdos bajo el concepto de cuotas de poder, la distribución equitativa de este, del poder, será una fuerza acerada para soportar los remezones y afrontar exitosamente el intenso trabajo que hay por delante. Se recibirá un país prácticamente destruido, sin recursos, con una mil millonarias deudas contadas en dólares, los servicios públicos, la educación, la salud, en pocas palabras, como dice un pasaje bíblico: “el hombre destruyó los peces del mar, las aves del aire y toda criatura que se arrastra y gime sobre la tierra”.

Hay que empezar a avanzar sobre la marcha en el trabajo de organización que tomará tiempo por la misma estructuración multicolor de la oposición, que, por supuesto, hace más complicada estas labores preelectorales. Es, por ejemplo, inadmisible que hasta la fecha no se haya designado la Comisión Nacional Electoral, cuando desde hace varias semanas fueron presentados setenta nombres bajo la preselección de candidatos para de allí escoger diez de ellos, cinco principales y sus respectivos suplentes, que formarán el organismo electoral que a su vez se encargará de designar las comisiones electorales regionales.

Esta misma semana el dirigente Juan Guaidó llamaba la atención sobre esta preocupante demora donde alertaba que no se han dado los pasos vitales para preparar las primarias que genere confianza en el electorado. No hay fecha exacta, no hay comité electoral, no se ha definido cómo será la elección. De dónde saldrán los cuadernos de votación. Quién los va a depurar. Termina señalando, que son muchas las preguntas sin respuestas y hay muy poco tiempo por delante. Que quede claro, nadie puede escurrir el bulto achacando la culpa de estas tardanzas, me refiero en este caso específico, al régimen de Nicolás Maduro.

Finalmente, sin pretender ocupar el puesto de gran gurú, pienso que en estas elecciones primarias, donde seguramente participarán cerca de diez candidatos, solo dos de ellos tienen posibilidades de obtener la buena pro de los venezolanos. Por supuesto, muy distanciados estos del tercer lugar, y lógicamente del resto de los aspirantes que no tienen ninguna posibilidad de triunfo. Afortunadamente, estos contrastes numéricos en las preferencias de los votantes abreviaron el desenredo del ovillo electoral con menores inconvenientes y como consecuencia facilitarán los convenios entre las diferentes tendencias opositoras al régimen de Nicolás Maduro.

[email protected]

QOSHE - Designen la Comisión Electoral de las elecciones primarias… - Rafael García Marvez
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Designen la Comisión Electoral de las elecciones primarias…

4 4 1
10.11.2022

Tomaré como epígrafe, no está de más agregar que espero que esto no modifique el contexto original de su escrito, de un artículo intitulado “Una oportunidad” publicado esta misma semana por Julio Castillo Sagarzazu: “Unas mega elecciones antes de ser un obstáculo, podría ser una gran oportunidad. Están abiertas las puertas para una negociación global que incluya gobernaciones y alcaldías, no solamente entre los partidos, sino con liderazgos regionales y municipales”

Comienzo agregando que también hay que abrir las puertas para que en esos acuerdos se considere la integración del nuevo gobierno de todas las fuerzas opositoras que participen en las elecciones primarias. En esa especie de Ancha Base deben formar parte del nuevo poder ejecutivo, considerando la posición que ocupen de acuerdo al número de votos alcanzados en esa contienda electoral interna. Al mismo tiempo hay que considerar el hecho de que ninguna organización política, ni siquiera........

© El Carabobeño


Get it on Google Play