“Urge instaurar la normalidad, que sólo puede ser democrática”

Rafael Cadenas

En medio del silencio estadístico y la ausencia de datos confiables, así como la ausencia de un sistema robusto de información la Universidad Católica Andrés Bello presenta las encuestas de condiciones de vida ENCOVI 2022, en las cuales es menester resaltar la solidez técnica en materia estadística en lo referente al proceso de segmentación muestral y selección del hogar como unidad de medida, respetando la georreferenciación de la prenombrada unidad de medida, este dato en la técnica de muestreo le confiere solidez al estudio y permite establecer extrapolaciones y por ende pronosticar una referencia diagnostica a nuestra precaria realidad social y económica, encubierta bajo un tupido velo de mentiras y posverdades impuestas desde la narrativa de la verdad única del régimen.

La solidez de este estudio se pivota en el uso de los segmentos intercensales del 2011, actualizados por vía remota con sistemas de información geográfica, dotando a las tasas de variación promedio intercensal de robustez y certidumbre, al ser asociadas a conductas geográficas, este estudio indaga la conformación por primara vez de la estructura étnico racial del país, quedando la radiografía de la siguiente manera:

· 3% pertenece a una etnia indígena.

· 8% afrodescendiente.

· 89% no se identifica con ninguna etnia, los guajiros son el mayor grupo indígena en el país.

Existe un punto en común en el estudio de la Universidad Católica Andrés Bello y ese no es otro que la necesaria recuperación de la confianza, como pegamento de la sociedad yuxtapuesto al mismo reside la recuperación institucional para que la economía pueda recuperarse, es técnicamente inviable lograr recuperación sin institucionalidad fuerte y sólida, la tesis de la economía institucional tiene de nuevo el testigo en las manos.

La tan publicitada recuperación económica, ostenta una ralentización en el nivel de actividad económica de (7,2%), en comparación al segundo semestre de 2021, se proyecta que la recuperación económica caerá en 2023 en (4,4%), esta tasa es insuficiente para lograr la recuperación del país a los niveles del 2012.

La hiperinflación se superó, pero aun nos encontramos en un vórtice de alta inflación , este año podría cerrar en 125%, hay que entender que el estudio se acotó entre julio y agosto de este año y no se advirtieron los efectos de la inflación intermensual de septiembre y la tendencia alcista de la estructura de precios, como consecuencia del abandono de la política cambiaria, es decir la aceptación de un deslizamiento cambiario, como evidente demostración del agotamiento de la intervención sucia en la flotación cambiaria.

La pirámide demográfica, ha demostrado una evidente afectación por el éxodo, disminución de nacimientos y aumento de defunciones, se estimaque somos28,3 millones de personas, se perdió el bono demográfico, es decir el balance de las edades en las cuales una sociedad logra desarrollarse, en una simple tesis hay una disminución de la población joven y mayor envejecimiento que supone una carga demográfica.

Las pobres señales de recuperación económica, no son suficientes para lograr un retorno de la población en diáspora, la cobertura educativa continua cayendo en una proporción menor a la del bienio 2019-2020, pero que supone una cifra de caída en cobertura de 190.000 estudiantes en 2022, contra los 550.000 del bienio 2019-2020, se reduce la brecha de genero entre la cobertura educativa, hay una mayor cobertura educativa entre la población femenina, los varones han abandonado el sistema formal de educación, pues no encuentran incentivos para seguir estudiando.

La cobertura educativa es mayor entre niños de color, pero ostensiblemente más alta entre venezolanos blancos en edad universitaria, existe una brecha considerable entre hogares pobres y no pobres. Hay un aumento en la población escolarizada en colegios privados, pero no llega todavía a los niveles de 2014-2018, a pesar de que hay un aumento entre el reporte de programas de alimentación escolar, como política social, más de la mitad de los venezolanos reportan que existe una discontinuidad en esta política social, desprendiéndose la necesidad de evaluar la sostenibilidad de las políticas públicas en materia de ayudas sociales.

La población sin rezago escolar aumento, pero esto puede deberse a la deserción escolar, de quienes presentaban mayores retrasos en la trayectoria educativa.

El acceso a la salud sigue siendo un reto para la población, ante el colapso de la salud publica el acceso a servicios privados va en aumento, sin embargo, su uso se contrae, solo el 10% de la población cuenta con cobertura en salud, una cifra mas optimista que la de 2021 que solo abarcaba al 3%.

La migración parece no haberse detenido, pero se esta ralentizando, la población migrante va envejeciendo, al pasar de un grupo de 15-29 años a uno de entre 30 a 49 años, las razones del éxodo estriban en la necesidad de encontrar empleo, siendo el 75% de la razón para irse del país. La migración deja de ser un fenómeno urbano y de las clases media y altas hacia capas rurales pobres y poco capacitadas, existe una relación entre estatus migratorio y calificación ocupacional, aunque el tema de la convalidación de estudios incida en la ocupación en cargos elementales.

Las remesas se han reducido en un 10%, al pasar de 598% a 49%, se reduce la cantidad de ayudas y la frecuencia de envíos, haciendo que la pobreza se agrave en su dimensión estructural, medida por necesidad básica insatisfecha. La población económicamente activa aumenta de 50% a 56,2%, aumente el PIB por habitantes, pero a niveles por debajo de 2021, se reduce la informalidad en el empleo, pero la remuneración promedio al mes no supera los 150 dólares en ninguna categoría, constituyendo el primer proxy a un escenario de pobreza multidimensional.

Si bien la pobreza multidimensional disminuye por razones económicas aumenta por razones sociales de 31% a 42%, la razón de este aumento se explica en el colapso del sistema educativo, sin políticas sociales de auxilio a la población sumida en emergencia humanitaria no es viable pensar en recuperación.

La pobreza de ingresos se ubica en 81,56%, aunque se ha reducido desde el 91% la desigualdad es escandalosa, Venezuela es el país más desigual de América Latina y uno de los más desiguales del mundo, a niveles de Angola y Mozambique, la desigualdad medida por indicadores de tendencia dan cuenta de que el decil más rico percibe 553 dólares al mes, mientras que el más pobre percibe 7.9 dólares, la desigualdad obedece a razones geográficas el 40% de los hogares más ricos están en Caracas.

Somos un país multidimensionalmente pobre, a causa de los colapsos de educación y del ingreso, estos datos no ostentan la crisis en la política cambiaria, como consecuencia de la administración caótica de los compromisos laborales y con proveedores, por ende, la posibilidad de un cierre de inflación en 125% luce complejo, a menos de que sean manipulados los promedios trimestrales de inflación.

En conclusión, las ENCOVI, develen un criterio de validación de la verdad, que es tozudamente mantenido en condiciones de posverdad, por parte de quienes ostentan el poder, el chavismo es una entelequia insostenible, que en pos de la igualdad nos hizo salvajemente desiguales y oprimidos política y económicamente, en tal sentido no es compatible la idea de la recuperación en medio de la pobreza.

“Se da la circunstancia de que gente probadamente democrática es tildada de fascista; el lenguaje ha sido despojado de su significado”

Rafel cadenas.

QOSHE - ¡Imposible recuperarnos! Atados a la pobreza - Carlos Ñáñez
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

¡Imposible recuperarnos! Atados a la pobreza

4 6 0
15.11.2022

“Urge instaurar la normalidad, que sólo puede ser democrática”

Rafael Cadenas

En medio del silencio estadístico y la ausencia de datos confiables, así como la ausencia de un sistema robusto de información la Universidad Católica Andrés Bello presenta las encuestas de condiciones de vida ENCOVI 2022, en las cuales es menester resaltar la solidez técnica en materia estadística en lo referente al proceso de segmentación muestral y selección del hogar como unidad de medida, respetando la georreferenciación de la prenombrada unidad de medida, este dato en la técnica de muestreo le confiere solidez al estudio y permite establecer extrapolaciones y por ende pronosticar una referencia diagnostica a nuestra precaria realidad social y económica, encubierta bajo un tupido velo de mentiras y posverdades impuestas desde la narrativa de la verdad única del régimen.

La solidez de este estudio se pivota en el uso de los segmentos intercensales del 2011, actualizados por vía remota con sistemas de información geográfica, dotando a las tasas de variación promedio intercensal de robustez y certidumbre, al ser asociadas a conductas geográficas, este estudio indaga la conformación por primara vez de la estructura étnico racial del país, quedando la radiografía de la siguiente manera:

· 3% pertenece a una etnia indígena.

· 8% afrodescendiente.

· 89% no se identifica con ninguna etnia, los guajiros son el mayor grupo indígena en el país.

Existe un punto en común en el estudio de la Universidad Católica Andrés Bello y ese no es otro que la necesaria recuperación de la confianza, como pegamento de la sociedad yuxtapuesto al mismo reside la recuperación institucional para que la economía pueda recuperarse, es técnicamente inviable lograr recuperación sin institucionalidad fuerte y sólida, la tesis de la economía institucional tiene de nuevo el testigo en las manos.

La tan........

© El Carabobeño


Get it on Google Play