El libreto ya es conocido, se está repitiendo está vez con abierto apoyo de las disidencias de las FARC, que en el 2021 estuvieron también, pero mimetizadas.

Se trata de generar pánico, terror en las grandes ciudades (ahora incluidas las intermedias), para que el electorado a fin de evitar daños-terror-miedo, vote por los candidatos que ellos apoyan o dejen de votar, por quienes pueden tener más opción.

Lo vemos en Tuluá, Buenaventura, Cali y el Valle del Cauca, ahora cuando amenazan a Dilian Francisca Toro, la más opcionada para ganar la Gobernación el 29 de octubre.

Realmente la fuerza pública no puede hacer mucho en beneficio de las mayorías, está diezmada por su propio ministro. Hace parte del libreto.

Se trata de mostrar los dientes para evitar perder las elecciones regionales como sucederá, y dejar a nuestra suerte a quienes queremos elecciones sin presiones armadas, ni marchas pagadas con nuestros impuestos, para aupar en favor de ciertos candidatos.

Recuerden que ya el profesor Alejandro Gaviria en su libro “La explosión controlada” hizo un profundo análisis sobre los momentos previos a la elección presidencial y los posteriores meses, hasta lo que hoy se conoce públicamente.

No podemos dejar que a los candidatos les pongan mordaza, ni que los eliminen, ni que se presione al electorado a votar por quienes los armados ilegales quieren que queden en los cargos de elección popular.

La verdadera fuerza está en las urnas el 29 de octubre, apoyando ampliamente a quienes tienen experiencia y autoridad, a quienes conocen de lo público y quieren una Cali para todos, unidos, fuertes, viendo un mejor futuro.

PD: A esta altura de la legislatura, ¿ya se superaron las dudas iniciales al proyecto de reforma a la salud? Al parecer sigue igual todo.

QOSHE - Elecciones - Leonardo Medina Patiño
menu_open
Columnists Actual . Favourites . Archive
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Elecciones

2 0
29.09.2023

El libreto ya es conocido, se está repitiendo está vez con abierto apoyo de las disidencias de las FARC, que en el 2021 estuvieron también, pero mimetizadas.

Se trata de generar pánico, terror en las grandes ciudades (ahora incluidas las intermedias), para que el electorado a fin de evitar daños-terror-miedo, vote por los candidatos que ellos apoyan o dejen de votar, por quienes pueden tener más opción.

Lo vemos en Tuluá, Buenaventura,........

© Diario Occidente


Get it on Google Play