Nada más afortunado en Cali que tener quienes lideren procesos socio-culturales con la emoción de niños aventureros, y que muestren reales frutos alejados de la pirotecnia y el ruido ensordecedor y el humo, que se diluye en un dos por tres, sin dejar huella en la gesta cultural de la ciudad.

Y en la ciudad tenemos a Biblioghetto, que dirige el escritor y gestor cultural Gustavo Gutiérrez, quien con la mística que le ha dado la vida de barrio, del quehacer cotidiano y el esfuerzo individual, ha logrado crear un espacio sólido, que hasta el afamado escritor Mario Mendoza ha aplaudido por los resultados obtenidos.

Él, junto a su compañera Zeidy Riveros, quien acaba de compilar relatos en el libro “El barrio de Jey”, son parte de ese entramado cultural que debe potencializarse para tener una ciudad lectora y escritora.

Así mismo, el maestro Orlando Cajamarca, director del teatro Esquina Latina, que acaba de conmemorar cincuenta años de creación, vive lo que hace, palpita en el devenir de la historia, y deja – insisto- una huella más allá del “consumo y el humo”, como dijo el poeta uruguayo Benedetti.

Ahí tiene el alcalde electo Alejandro Eder apuestas comunitarias para fortalecer. Y como ellas hay muchas en el territorio, al que le apostará con tino.

Y como el espacio no da para ampliar, quiero decirles que la película Napoleón ha generado aspaviento en críticos, historiadores, literatos, cinéfilos y público sin rótulo.

Dos horas y veinte minutos para condensar la vida de Napoleón en el cine, puede ser mucho o poco, pero hay que verla. Por lo pronto sugiero las lecturas que de la película han hecho Juan Esteban Constaín y Armando Barona Mesa.

QOSHE - Biblioghetto, Esquina Latina y Napoleón - Leonardo Medina Patiño
menu_open
Columnists Actual . Favourites . Archive
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Biblioghetto, Esquina Latina y Napoleón

1 12
01.12.2023

Nada más afortunado en Cali que tener quienes lideren procesos socio-culturales con la emoción de niños aventureros, y que muestren reales frutos alejados de la pirotecnia y el ruido ensordecedor y el humo, que se diluye en un dos por tres, sin dejar huella en la gesta cultural de la ciudad.

Y en la ciudad tenemos a Biblioghetto, que dirige el escritor y gestor cultural Gustavo Gutiérrez, quien con la mística que le........

© Diario Occidente


Get it on Google Play