We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Zamuros tras el Fondo de Jubilados Pdvsa

1 0 0
05.10.2019

“La corrupción existe, y yo soy el primero en ponerme al frente y llamar al país a batallar contra ella en todos los frentes”.

Hugo Rafael Chávez Frías (Aló Presidente N. 248, Miranda 5 de marzo de 2006)

Alguien dijo por ahí que “por la plata baila el perro” y esto pareciera ser el reflejo de lo que está ocurriendo en los últimos años en nuestro país con bienes del Estado venezolano y con bienes privados, como en el caso del Fondo de Pensiones de los Jubilados de la industria petrolera y petroquímica nacional.

El peligro que acecha a los bienes del país ya ha pasado de la amenaza a los hechos y los mecanismos de robo se han institucionalizado, tal como lo vemos en la actuación de venezolanos apátridas, quienes en comparsa con ladrones del Norte han arrebatado CITGO (caso Cristalex) y congelan millones de dólares del país en entidades financieras del mundo (Empresa Monómeros y otros activos).

Ya es un hecho público y notorio lo ocurrido con el Fondo de Pensiones de los Jubilados de Pdvsa, que de manera insistente hemos denunciado ante los organismos del Poder Moral y el Ministerio Público, ante los desmanes cometidos contra los haberes e intereses de ahorros de años de servicio por ladrones vestidos de “rojo-rojito”.

Desde la administración de uno de los hombres, quien bajo la sombra del comandante Chávez alcanzó el mayor poder financiero del país (presidente de Pdvsa, ministro de Energía y Petróleo, vicepresidente de Finanzas, vicepresidente del Psuv y representante en la ONU), se produjo el mayor saqueo al Fondo de Pensiones de los Jubilados de Pdvsa.

A sabiendas de que los dineros depositados en el Fondo de Jubilados eran producto del ahorro de los extrabajadores de la industria, el “Virrey Petrolero” hizo fiesta con tales ahorros y – presuntamente – repartió a diestra y siniestra tales recursos, los cuales se manejan en........

© Diario La Nación