We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Ética y autenticidad

3 0 0
21.09.2019

César Pérez Vivas

Los días que vivimos en esta Venezuela convulsionada nos obligan a evaluar el comportamiento de los diversos actores políticos y sociales, en el desarrollo de la agenda para superar la tragedia o para, definitivamente, consumar una sociedad petrificada en una vida primitiva, precaria y triste.

De ahí que resulta conveniente examinarnos a partir de los valores aplicados al comportamiento cotidiano.

La ética, como bien sabemos, proporciona un marco de normas para ordenar la vida humana, fundamentalmente en la dimensión individual, de modo que defina los parámetros de su actuar en la vida social.

La ética, por supuesto, es una fuente para el derecho positivo, que nos exige un comportamiento apegado a sus reglas, que no solo deben anunciarse, promoverse, sino fundamentalmente vivirse.

Cuando el comportamiento de la persona está basado en un apego a las normas de la moral, cuando se vive según lo que se predica, estamos frente a una persona auténtica. Bien lo dice el aforismo: Las palabras convencen, el ejemplo arrasa.

Si alguna circunstancia se ha revelado en estos tiempos, como disolvente en la sociedad venezolana, es la doble moral en la vida pública. Es el vaciamiento de la palabra. La destrucción de su significado, la simulación de las posturas. Es otra forma de romper el significado y valor del discurso y el quehacer político.

Esta degradación moral siempre logra........

© Diario La Nación