We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Lupismo muy lejos del trópico

4 1 0
23.08.2019

CHICAGO, Estados Unidos.- La gran tirana: descarga dramática resulta un gran ajiaco caribeño, pues logra reunir, con la mayor naturalidad, a la mítica cantante cubana La Lupe, a un colectivo teatral cuya primera versión vio la luz en la Cartagena colombiana, al escritor dominicano Rey Andújar, a la actriz puertorriqueña Ana Santos y al director cubano Sándor Menéndez.

Es precisamente una explosión tropical lo que pretende esta puesta en escena sobre una cantante que fue pura dinamita sobre el escenario desde que debutó en 1960, en el club nocturno La Red. Aquel mismo año grabó su primer disco, Con el diablo en el cuerpo, que es el comienzo de una leyenda.

Pero la revista Bohemia aseguró que “La Lupe es un caso psico-somático que divide en dos a Cuba” y ya su desgracia estaba cantada. La ardiente isla resultaba demasiado pequeña para que pudieran compartirla dos desenfrenos como el castrismo y el “lupismo”.

Dice el ya fallecido musicólogo Helio Orovio que ella era un fenómeno propio de la época, “una época loca” de la que La Lupe se permeó. Realmente, ella era el fruto de La Habana de entonces, pero la revolución, para forjar al hombre nuevo, entre otras cosas, emprendió la extinción de la fabulosa vida nocturna de la ciudad y La Lupe era demasiado indomable para la nueva era.

Y no le cantaba a la revolución y a la austeridad, sino a la diversión, al amor, a las pasiones humanas. “Mi vida es el obstáculo y no el espectáculo”, se lamenta el personaje en el texto de Andújar. “Mi esposo me botó del trío y Fidel Castro me botó de Cuba”, contó ella. En definitiva, La Lupe tuvo, literalmente, que irse con su........

© Cubanet