We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La doctrina y la libertad

3 26 0
17.06.2019

A fines de 1823, mediante un mensaje al Congreso, el presidente James Monroe proclamó lo que se conocería como la Doctrina Monroe.

La palabra española “doctrina” presenta varios significados en el Diccionario de la Real Academia (RAE), de las que tomamos las tres primeras: “1. Enseñanza que se da para instrucción de alguien; 2. f. Norma científica, paradigma; 3. f. Conjunto de ideas u opiniones religiosas, filosóficas, políticas, etc., sustentadas por una persona o grupo. Doctrina cristiana, tomista, socialista.” Todas tienen algo que ver, y ninguna se adapta particularmente a la “doctrina” que más se menciona hoy en nuestra prensa: la llamada “doctrina Monroe”.

Se trata de una política establecida por el quinto presidente de los EE.UU., James Monroe, y preparada por su secretario de estado, John Quincy Adams. Ambos son considerados en la historia de ese país como “padres fundadores”. En esencia establecía que cualquier esfuerzo de alguna nación europea para controlar un estado independiente en cualquier parte de América se vería como “la manifestación de una disposición inamistosa hacia los Estados Unidos”. También comprendía que ese país reconocía y no interferiría en las colonias que aún existían. Debe tenerse en cuenta que en el momento de su promulgación, en diciembre de 1823, ya la mayor parte de los países de America habían alcanzado su independencia de las metrópolis coloniales europeas. Solo quedaban en manos de potencias europeas nuestras islas del Caribe, las Guayanas y Canadá.

Nos dedicaremos solo a una de las múltiples consecuencias de este........

© Cubadebate