We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Erdogan en Rojava

2 90 0
13.10.2019

La operación militar de Erdogan en el Kurdistán sirio -una invasión en toda regla- revela en realidad toda la complejidad del “desorden global” posterior a las revueltas y revoluciones “árabes” de 2011. Por eso me preocupa percibir en muchos de los análisis una cierta tendencia a reducir la cuestión a los desafueros de un dictador islamista que estaría reproduciendo el secular nacionalismo militar turco contra los revolucionarios kurdos, ese infeliz pueblo desparramado por el Oriente Próximo que los gobiernos regionales, los menos democráticos del mundo, consideran una amenaza para su integridad mafiosa y elitista.

Habría que aclarar algunos extremos. Erdogan no es un dictador o solo a medias; su innegable deriva autoritaria, cuya evolución requiere un análisis minucioso sobre el terreno, no puede hacer olvidar que ha ganado las elecciones presidenciales y -más importante- ha perdido las municipales en Estambul, dato que no puede desvincularse quizás de su decisión geoestratégica en Rojava. Turquía, miembro de la OTAN, eterno aspirante a la UE, es un régimen tan democrático -lo que quizás no es mucho decir- como España, aunque en un contexto geopolítico en el que las leyes de excepción y las medidas represivas van acompañadas además de acciones militares contra los independentistas kurdos (una suerte de artículo 155 armado). Me da mucho miedo pensar (tanto que sacudo la cabeza para expulsar este pensamiento) que algunos de nuestros gobiernos posibles, en circunstancias semejantes y con las manos libres, tomarían en España, contra el “terrorismo” y el “separatismo”, medidas muy parecidas a las de Erdogan en Turquía y Siria.

Hay que recordar enseguida que el autoritarismo criminal de Erdogan es, en efecto, una “deriva”; es decir, que había otros Erdogan posibles, menos agresivos y más democráticos, descarrilados por una combinación fatal de........

© Cuartopoder