We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La historia, ¿impredecible o recurrente?

3 1 9
03.04.2020

El siglo XXI trajo consigo políticas mundiales, sin gobiernos mundiales. De seguro, a nivel internacional se mueve la idea de constitucionalismo, pero las constituciones siguen siendo nacionales. Los miembros más poderosos de la ONU, por ejemplo, no se sienten obligados por sus normas básicas. En consecuencia, lo que ocurra en el mundo queda en manos de las grandes potencias. En otras palabras, la convivencia universal está amparada en el poder y no en el derecho.

Con el colapso del socialismo soviético cobró auge la supuesta necesidad de avanzar hacia una sociedad de mercado. Era como revivir el esquema clásico, puro y duro, que operaba 100 años atrás. Por eso se habló de neoliberalismo. Como lo escribió Jürgen Habermas, hace unos 15 años, dicha sociedad se empeñó en marginalizar el Estado e incluso la política. Les dejó funciones residuales y convirtió la economía en un eje de la vida social. Pero tal........

© Cromos