We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Trump y AMLO no los detendrán

4 1 0
15.06.2019

Personas migrantes de Centroamérica recorren el camino entre Metapa y Tapachula, en México, en abril de 2019. CreditPep Companys/Agence France-Presse — Getty Images
[Si quieres recibir las mejores columnas de Opinión de The New York Times en Español en tu correo, suscríbete aquí a El Times]

MIAMI — No importa lo que hagan los presidentes de México y Estados Unidos, los inmigrantes centroamericanos seguirán huyendo de sus países hacia el norte. Es muy poderoso lo que los empuja a emigrar de Honduras, El Salvador y Guatemala: violencia brutal, pobreza extrema y cambio climático. Y es muy atractivo lo que buscan: la posibilidad de vivir en el país más rico del mundo. El nuevo muro Donald Trump-Andrés Manuel López Obrador no los podrá detener.

“De morir en Honduras, mejor morir en otro país”, me dijo en Tapachula, México, un padre que empujaba en una carriola a una niña de 1 año. Él era parte de esa primera gran caravana de unos 7000 centroamericanos que cruzó México en octubre del año pasado. En ese mismo grupo había una niña hondureña de 11 años que se quedó en silencio cuando le pregunté sobre las Maras en su país. Ella, desde pequeña, aprendió a oler el peligro.

En el Perú, una alternativa a Machu Picchu aún oculta

“Los delitos violentos son un problema generalizado en Honduras. El país sigue presentando una de las tasas de homicidios más altas del mundo”, dice el Informe Mundial de Human Rights Watch 2019. No es difícil entender por qué emigran los hondureños. Si tú tuvieras un hijo adolescente que está siendo obligado a formar parte de una pandilla o a una hija que está amenazada de violación, ¿qué harías?

El Salvador sufre........

© Confirmado