Al derecho y al revés | Cuando el rabo escondido es Leopoldo

29/05/2024.- La sabiduría popular recuerda cuando una persona esconde sus malignas intenciones… y repentinamente todo se descubre porque es casi imposible dejar las mañas… como aquella zorra que se quedó sin pelos.

En esas ocasiones, el pueblo usa un dicho poco usado pero muy realista: “El mono escondido y el rabo guindando”.

Obvio que es un dicho campesino porque en las ciudades no hay monos escondidos en los árboles.

Pero sí hay gente con ocultas intenciones… y algunos de esos malandros hasta llegan a candidatos… como recordaba Yordano en su versión de Por estas calles.

Hasta ahora el candidato “tapa” o “mudo" se había cuidado de opinar, digamos que sobre la masacre que Netanyahu y sus generales llevan a cabo en Gaza, o las ilegales y abusivas sanciones que nos han empobrecido aún más de lo que ya estábamos.

En realidad sus engañosas declaraciones recordaban a la serpiente que engañó a Adán en el Paraíso, y me refiero a cuando el candidato González Urrutia coge aire para invitar al chavismo para que vote por él.

Pero la última intervención a quien recuerda es al mono escondido en los árboles y me explico.

EGU evitaba mencionar las sanciones, no solo porque él las pidió y se benefició de ellas cuando cobró del interinato ciertas “asesorías” que se deberían investigar, sino por no tocar sin querer a su jefe que no es MCM, sino Leopoldo López.

Pero los tiempos cambian y en los Estados Unidos hay congresistas que exigen rendición de cuentas del fulano interinato que se comió decenas de millones de dólares del contribuyente yanqui.

Desgracia que también acabó con los ahorros de Venezuela, dilapidando en la vida loca –estilo Superlano en el motel Penélope- recursos en divisas que se estaban usando para pagar hospitalizaciones de niños pobres en el exterior, cuyas enfermedades no se podían tratar en el país debido al embargo de medicinas que gente como EGU pidió a los Estados Unidos y a Europa.

Y en este cambio de tiempos también influye que en Europa, ante el descrédito de la democracia, llena de ladrones, comienza a crecer el extremismo fascista y los partidos tomen medidas.

Comenzando por España, donde antes de que ese ser extraño llamado Milei les saque a todos los trapos sucios, los partidos limpian sus planchas a eurodiputados.

Y el primer extrañado por amigo de lo ajeno es el padre de Leopoldo López a quien sin la curul europea le será más difícil conseguir fondos para “su lucha” en el exquisito barrio madrileño de Salamanca.

Por eso Leopoldo López anda haciendo antesalas en Washington junto con Guaidó y el "embajador" Vecchio intentan que les arrimen parte de lo que nos robaron merced a la estulticia de venezolanos que en otro país habrían sido fusilados.

Pero para culminar semejante robo, los yanquis exigen que Leopoldo dé pruebas de querer venir a Caracas, donde no solo está inhabilitado por irresponsable y sinvergüenza, sino que es prófugo de la justicia.

Esta larga explicación es necesaria para entender que el candidato "tapa" —y "mudo" también— haya abierto la boca para decir que si él gana —¡Dios nos libre!—, el prófugo Leopoldo López volverá.

Al sinvergüenza Edmundo González Urrutia no le importa que López sea el causante de muertes, de empobrecimiento generalizado y de desmoralizar a todo vestigio de oposición con sus malas mañas. EGU actúa como siempre lo ha hecho: teledirigido, esta vez no por "las tres letras", sino por su mandante Leopoldo López.

Habrá que ser idiota o mercenario de Leopoldo López para entender esta declaración que de nuevo —¡a Dios gracias!— hunde al "tapa".

Domingo Alberto Rangel


Voces

QOSHE - Al derecho y al revés | Cuando el rabo escondido es Leopoldo - Ciudad Ccs Author
menu_open
Columnists Actual . Favourites . Archive
We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Al derecho y al revés | Cuando el rabo escondido es Leopoldo

34 0
29.05.2024

Al derecho y al revés | Cuando el rabo escondido es Leopoldo

29/05/2024.- La sabiduría popular recuerda cuando una persona esconde sus malignas intenciones… y repentinamente todo se descubre porque es casi imposible dejar las mañas… como aquella zorra que se quedó sin pelos.

En esas ocasiones, el pueblo usa un dicho poco usado pero muy realista: “El mono escondido y el rabo guindando”.

Obvio que es un dicho campesino porque en las ciudades no hay monos escondidos en los árboles.

Pero sí hay gente con ocultas intenciones… y algunos de esos malandros hasta llegan a candidatos… como recordaba Yordano en su versión de Por estas calles.

Hasta ahora el candidato “tapa” o “mudo" se había cuidado de opinar, digamos que sobre la masacre que Netanyahu y sus generales llevan a cabo en Gaza, o las ilegales y abusivas sanciones que nos han empobrecido aún más de lo que ya estábamos.

En realidad sus........

© Ciudad CCS


Get it on Google Play