We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Suicidios en Chile: 4 peligrosas y equivocadas ideas sobre una persona que intenta quitarse la vida

3 0 55
10.04.2019

“Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más…”.
(Gabriel García Márquez)

En las últimas semanas hemos visto con dolor cómo se han disparado los índices de suicidio en las líneas del metro de Santiago. Hemos sido testigos de escenas de horror en centros comerciales. Jóvenes víctimas de bullying que acaban con su vida, sin que sus familias tengan ninguna sospecha.

El alza en la necesidad de atención en salud mental de la población chilena, la escasa información en salud mental y la negativa a iniciar terapia psicoterapéutica ha tornado la problemática del suicidio en un problema de salud público y nacional.

El hablar de suicidio en un medio de comunicación conlleva una gran responsabilidad. Primero debemos reconocer que el suicidio hasta el día de hoy es considerado un tema tabú, y por tanto su abordaje no es, en la mayoría de los casos, el más adecuado. Entre los profesionales de la salud pareciera ser una temática de la cual muchos huyen, ocultándola como una realidad inexistente en el quehacer terapéutico diario, omitiendo la evaluación clínica del suicidio en la consulta médica y psicológica, u obviando indicadores conductuales o psicológicos que pudieran sugerir en el paciente la presencia de ideación suicida.

Como profesionales, como ciudadanos y como personas pecamos de poco instruidos y falto de herramientas para su abordaje. Nos olvidamos de que el suicidio es prevenible, que existe tratamiento y alta probabilidad de mejora, y que existen lugares de atención pública y privada orientada al cuidado, contención y abordaje de las conductas suicidas. El suicidio no puede ser la opción permanente y absoluta a un problema pasajero, tratable, modificable y superable.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) (2006), existen varios mitos con respecto al suicidio, entre ellos los más relevantes y ante los cuales debemos poner atención a modo de autocrítica y derribar estigmas son:

1) “El que se quiere matar no lo dice”: 9 de cada 10 personas que se suicidan, nueve de ellas informaron claramente sus propósitos, y sólo una de ellas otorgó señales ambiguas de querer terminar con su vida. Siempre el suicida otorgará antes una llamada de socorro y auxilio.

2) “Preguntar por el suicidio mete ideas en la cabeza de las personas”: Esto es incorrecto, ya que quien experimenta ideación suicida se siente destrozado, aislado, desesperanzado y desea por sobre todas las cosas ser escuchado, acogido y rescatado. No debemos temer abordar el suicidio.

3) “Todos los que se suicidan están locos”: Falso. Si bien la presencia de un trastorno psiquiátrico es un factor de riesgo importante, el suicidio es multicausal.

4) “Los que........

© BioBioChile - Blog