We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Los trabajadores en lucha

3 5 0
03.10.2019

Uno de los sectores sociales más activos y conscientes en el país, es el de los trabajadores. Ellos, como clase social y epicentro de todos los esfuerzos transformadores de la sociedad, están llamados a asumir el papel de vanguardia, conductor y desencadenante de la movilización popular en reconquista de sus derechos, del restablecimiento de la Constitución y de los objetivos históricos del Plan de la Patria.

Los trabajadores, empleados y obreros, han sido víctimas de un atropello permanente por parte de este gobierno que, paradójicamente, dice tener un "presidente obrero". Con las medidas tomadas aquel nefasto 17 de agosto de 2018, cuando maduro anunció su paquetazo, el gobierno arrebató de un plumazo todas las conquistas sociales de los trabajadores, pulverizó su salario, sus ahorros y descargó al empleador, público y privado, de sus obligaciones para con ellos.

Los anuncios del paquetazo, además de profundamente anti populares y regresivos, fueron fundamentalmente anti-obreros. Fueron los trabajadores los que sufrieron los mayores embates, los que se llevaron la peor parte. Contra ellos iban dirigidas la mayoría de las decisiones.

En aquel momento advertimos que el anuncio de "déficit cero" del gobierno, medida tan macrista como madurista, significaría que el Estado, el mayor empleador del país, barrería con los derechos y conquistas laborales, se quitaría de encima la carga financiera que para ellos, ahora con exiguos ingresos petroleros, significan los compromisos laborales del Estado. El gobierno viola abiertamente la Constitución y la Ley Orgánica del Trabajo cuando vulnera la progresividad de los derechos sociales y económicos de los trabajadores, de los asalariados.

Todas las medidas de corte monetarista, el objetivo de "déficit cero", los recortes presupuestarios, la desaparición de los programas sociales y Misiones, el abandono de la infraestructura de salud, educación, servicios públicos, la mega devaluación, el aumento del IVA (el impuesto más regresivo de todos), indican claramente que la crisis económica, generada por el mismo madurismo, se decidió en contra del pueblo.

En el modelo económico del madurismo, un esquema brutalmente capitalista, depredador de nuestros recursos naturales, expropiador del trabajo y de las riquezas del país, ahora mucho más dependiente y minero extractivo que nunca, se ha fijado como objetivo destruir el valor del trabajo. Se trata de un modelo donde el trabajo no importa, de hecho, una caída acumulada del 64% del PIB en el periodo madurista, indica que nuestro aparato productivo, público y privado, está virtualmente paralizado. Ahora en este modelo extractivista, no se procesa, ni manufactura nada: ni petróleo, ni acero, ni aluminio, ni hierro; no se producen alimentos, ni insumos industriales, ni bienes para el consumo interno, todo se importa, solo se extraen recursos minerales.

El gobierno vende todo lo que se pueda, así, en bruto, sin valor agregado, sin crear riqueza en el país, sin trabajo, se nos expropia todo lo que se pueda extraer del territorio nacional. Se entrega el petróleo, PDVSA, el gas, CANTV, el oro, el Arco Minero.

El país vive en un "sálvese quien pueda". Sobrevive quien pueda traer dólares o bien porque se los envía algún familiar desde el exterior, o porque hace las cosas más inverosímiles, impensables hace tan solo seis años, para obtener 20, 30 dólares. También ha surgido una nueva clase de nuevos ricos, "empresarios", funcionarios, o ex funcionarios, civiles y militares, que tienen acceso a los dólares del Estado, a los contratos con empresas del sector público o con el gobierno, a la venta de petróleo con descuentos,........

© Aporrea