We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

La ruina de PDVSA

1 8 0
26.05.2019

La ruina y destrucción de PDVSA ha sido uno de los mayores crímenes del gobierno de Maduro en contra del país. Al colapso de la empresa ha seguido la entrega de la política de Plena Soberanía Petrolera, y el subsecuente colapso de la economía nacional así como la prestación de servicios fundamentales como el suministro de gasolina, diésel y gas.

Lo que tenemos hoy día son las ruinas de lo que hasta el 2014 fue la quinta empresa petrolera más importante del mundo, una poderosa corporación petrolera nacional, única en el mundo, por sus capacidades técnicas, humanas y su compromiso con el desarrollo nacional y social del país.

Se dice fácil y hoy día parece todo tan lejano, pero fueron más de 12 años de trabajo ininterrumpido, entre 2002 y 2014, de miles de hombres y mujeres, venezolanos y venezolanas, que rescatamos a la empresa del absurdo sabotaje petrolero del 2002-2003 y que, luego de restablecer todas sus capacidades operativas, fuimos capaces , no sólo de explotar y desarrollar nuestros recursos naturales, petróleo y gas, para ponerlos a favor de todo el país, sino que la Nueva PDVSA se convirtió en un verdadero instrumento de liberación de nuestro pueblo y una herramienta efectiva para el ejercicio de nuestra Plena Soberanía Petrolera.

Dijo el presidente Chávez, desde Amuay, en agosto de 2012, en el fragor de la batalla de nuestros trabajadores en defensa de la industria, que en PDVSA "se respiraba patria".

Cuando yo he hablado y hablo de PDVSA, cuando la he defendido en solitario, cuando he advertido los peligros de su mala gestión y he denunciado lo que ahora han hecho con ella, lo he hecho por mi profundo conocimiento de la industria y sus trabajadores, obtenidos durante más de 12 años al frente del Ministerio de Petróleo y 10 años como presidente de la empresa, gracias a la confianza con la que me honró el presidente Chávez.

Esos fueron años de trabajo incansable, de fragua, de victorias, de impulso revolucionario, de profundas transformaciones políticas, económicas y sociales del país, en las que PDVSA tuvo un rol estelar, era la nave insignia de la Patria, tenía el aval y reconocimiento del comandante Chávez y de todo el pueblo.

Siempre he sostenido, incluso cuando era Presidente del Ente Nacional del Gas y miembro de la Junta Directiva de PDVSA en los azarosos momentos del golpe de Estado de 2002, como siempre se lo dije al Comandante Chávez desde mis inicios como Ministro de Petróleo y como luego lo hemos podido comprobar durante todos estos años: todo lo que ha pasado en el país desde principios del siglo XX, lo que pasa ahora y lo que suceda en este siglo XXI, está y estará signado por el petróleo, por nuestras capacidades nacionales y soberanas en el manejo de un recurso natural, extraordinariamente importante para la economía mundial y definitivo para las posibilidades de desarrollo de nuestro país, su independencia y las posibilidades de superar el modelo económico dependiente impuesto por los intereses transnacionales en el país con el advenimiento del petróleo.

Es por ello que todo lo relacionado al petróleo y PDVSA ha sido objeto de la diatriba política, el centro de la confrontación por el poder en el país, el factor fundamental, definitorio, del tipo de país, de la sociedad que tendremos.

Yo reivindico, y siempre lo haré, nuestra gestión al frente del sector petrolero y PDVSA durante el periodo de gobierno del presidente Chávez. Él siempre lo hizo, lo declaró, lo reconoció, lo avaló. Por otra parte, el país y el pueblo venezolano lo vivió, a través de un periodo de crecimiento económico, inclusión y justicia social.

Era el país, donde lo extraordinario se hizo cotidiano. Los números y resultados están allí para el escrutinio y la conciencia de todo el país. Bastante trabajamos nosotros para tener una gestión transparente, abrimos la otrora "caja negra" para que todos los ciudadanos, y sobre todo las generaciones futuras, pudieran valorar el trabajo que se hizo en este periodo extraordinario.

Yo siempre lo he dicho, nosotros solo tendremos que rendir cuentas de nuestro trabajo al pueblo. No en la hoguera de inquisición del madurismo ni de la extrema derecha. No en la picota a donde han llevado al propio Presidente Chávez, donde, cual Herodes, han asesinado el sueño de todo un pueblo.

Nosotros no solo fuimos capaces de derrotar el sabotaje petrolero del 2002-2003, recuperar a la empresa de los destrozos, terribles consecuencias operacionales y mil millonarias pérdidas que sufrió PDVSA por las criminales acciones desarrolladas por la "gente del petróleo" para sabotear la empresa, paralizarla y forzar el derrocamiento del gobierno del presidente Chávez, sino que la refundamos para crear la Nueva PDVSA, la PDVSA del pueblo, la Roja Rojita.

En aquellos días de inicio del mes de enero de 2003, con PDVSA saboteada, sólo producíamos 23 mil barriles día de petróleo, y las refinerías habían sido paradas, sus equipos y sistemas dañados, no había gasolina, ni gas, no exportábamos petróleo y sufrimos una pérdida directa de 17 mil........

© Aporrea