We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

FAO: 6,8 millones padecen de hambre en Venezuela

2 3 0
22.07.2019

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ha emitido su último Informe de la serie “Estado del Mundo”, titulado “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo. 2019. Éste es el tercer año en que dicho informe se elabora en conjunto entre la FAO, el FIDA, la OMS, el PMA y el UNICEF, todas agencias de la ONU.

Este informe anual hace seguimiento a los problemas del “hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición en el mundo”, empeñadas como están todas las agencias de la ONU, de trabajar en la “Agenda 2013 para el Desarrollo Sostenible”, aprobada por los países miembros, entre ellos el nuestro, para alcanzar los “Objetivos del Desarrollo” para el año 2030. En este caso en particular, las agencias trabajan por alcanzar el Objetivo de Desarrollo número Dos, “Hambre cero”, para el 2030.

Sin embargo, el Informe no es alentador. El mismo indica que “hoy en día, más de 820 millones de personas siguen padeciendo hambre en todo el mundo”. También señala que: “otro hecho alarmante es que cerca de 2.000 millones de personas padecen inseguridad alimentaria moderada o grave en el mundo. La falta de acceso regular a alimentos nutritivos y suficientes que estas personas padecen las pone en un mayor riesgo de mal nutrición y mala salud”.

Las agencias de la ONU reflejan la paradoja, de que este fenómeno sucede a la vez que la tecnología tiene un crecimiento vertiginoso en una economía cada vez más interconectada y globalizada. Sin embargo, es un crecimiento desequilibrado. Muchos países no experimentan ese grado de crecimiento: la economía, los conflictos, la inestabilidad; y, sobre todo, la desigualdad, comprometen seriamente las posibilidades de alcanzar los Objetivos del Desarrollo 2030, entre ellos, abatir el hambre y la pobreza.

Ahora bien, el Informe de la FAO es devastador para Venezuela. El mismo indica que existen 6,8 millones de Venezolanos que padecen hambre en el país. Es decir, que de cada 10 personas 2,2 tienen hambre, definidas como“personas que se hayan quedado sin alimentos, hayan experimentado hambre y, en las situaciones más extremas, hayan pasado varios días sin comer, lo cual pone su salud y bienestar en grave riesgo(FAO Op.cit.)

Un aumento del hambre en el período 2013-2018 (el primero de maduro en el gobierno) del 21,2%, es decir, un aumento de más de 17,2% de venezolanos con hambre en el país.

La prevalencia de la subalimentación es el indicador tradicional de la FAO que se utiliza para hacer un seguimiento del hambre a nivel mundial y regional. (FAO “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2019” figura 8)

En la gráfica se puede observar cómo hasta el año 2012 este indicador se mantenía por debajo del promedio de 5,3% de Sur américa y del 6,8% de América Latina y El Caribe. Comenta la FAO: “El aumento observado en los últimos años (en Sur América) se debe a la desaceleración económica experimentada por varios países, especialmente, la República Bolivariana de Venezuela, donde la prevalencia de la subalimentación casi se cuadruplicó, al pasar del 6,4% en 2012-14 al 21,2% en 2016-18”.

Entre el 2009-2011, nuestro índice era de apenas 3,1%. Si lo comparamos con el 21,2% actual, habría que preguntarse ¿Qué ha pasado en este período del madurismo? Veamos.

Lo primero que argumentará el madurismo es que este informe de la FAO es “parte de la guerra contra el país”; y, que el director de la FAO José Graziano da Silva lo “escribió en la oficina de Elliott Abrams”, como dicen de manera irrespetuosa con respecto al Informe de la Alta Comisionada Michelle Bachelet. Pero la realidad es que, este otro informe de la ONU, proviene de la misma agencia, la FAO, que reconoció en 2012 los logros del gobierno del presidente Chávez en “erradicar el hambre y la pobreza extrema en el país”.

Probablemente argumenten que “que con maduro el precio del petróleo........

© Aporrea