We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

Del asesinato de dos niños en Colombia a la extraña muerte de Raúl Isaías Baduel

3 0 0
15.10.2021

A 579 días de enfrentar una dura contingencia en Venezuela producto de la pandemia global de la Covid 19, en la finalización de la semana 83 y siendo el día viernes 15 de octubre de 2021, reflexionaré sobre acontecimientos de reciente data que creo importante realizar hoy día.

Un buen amigo y hermano, Rehyner Medina para ser más específicos, me señaló a través del whatsapp que a 37 días si las cuentas no me fallan que restan para las megaelecciones del 21 de noviembre, es evidente el grado de infiltración y penetración que tenemos en el país y en los más recónditos lugares. Los eventos del sabotaje eléctrico en Caracas, articulado con el del Metro de Caracas, son una muestra de ello, por sólo mencionar algunos hechos.

Los recientes señalamientos de la hoy viuda de Raúl Baduel y de su hija Andreína, Andrés Izarra y Toby Valderrama, manejando el mismo criterio de que el Gobierno de Maduro es el responsable de la muerte de este ex ministro de Defensa, las declaraciones del propio Juan Guaidó más el pronunciamiento de Bachelet en la OACNUDH demuestra el alineamiento de toda una caterva no sólo de opinadores de la extrema derecha sino de actores políticos articulados en campañas destinadas a reactivar los planes de desconfiguración del Estado-Nación venezolano.

A pesar de encontrarnos en una fase de precampaña, puesto que oficialmente y de acuerdo al cronograma electoral, la misma comenzará el jueves 28 de octubre y hasta el 18 de noviembre del presente año (día casual de la Chinita y de la conmemoración de los 17 años del asesinato del Fiscal Valiente, Danilo Baltazar Anderson) podemos señalar, como nos lo sugiere el ingeniero, camarada y amigo Oscar Rattia, que las campañas electorales se han perfeccionado tanto, como las guerras asimétricas, que ya los mensajes, las propagandas no reposan sobre los hombres de los candidatos y candidatas en sí. Más bien los y las esconden para evitar la ira del pueblo al descubrir que les infiltraron puros "bates quebrados", antiguos traidores y traidoras, corruptos y corruptas demostrados por sentencias firmes condenatorias de tribunales. Hoy todavía la militancia revolucionaria en general, los que somos y las que somos de "a pie" no conocemos a la mayoría de........

© Aporrea


Get it on Google Play