We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

El mundo en llamas

4 0 0
24.09.2021
Desde hace décadas los líderes mundiales más esclarecidos, alertan sobre las consecuencias de un proceso de degradación de la naturaleza, que arrasa flora y fauna, humanos incluidos, lo cual sumado al proceso de acumulación de las riquezas que torna dramáticas la vida de miles de millones de seres humanos, traerán aparejadas varias cuestiones concurrentes al desastre planetario de un capitalismo violento, brutal e inhumano de explotación sin finitud de los recursos naturales, concentración de las riquezas, desertización de las tierras fértiles, apropiación mercadista del agua dulce, tala de bosques nativos y utilización indiscriminada de agro tóxicos, bajo la lógica de la acumulación infinita.

Ese camino de destrucción sistemática que había sido naturalizado por los pueblos del mundo en un unicato de pensamiento impuesto, colonial y neoliberal, aceptado en algunos casos por las oligarquías locales y en otros bajo el control militar sin ahorrar sangre, fuego muerte y destrucción, fue puesto en evidencia y visibilizado por una crisis sanitaria mundial como la Pandemia, que llamo a la realidad a los pueblos del mundo.

Si durante décadas fue pasible observar con distancia indiferente la muerte de 24 mil personas por día de hambre promedio, producto de esas prácticas perversas de destrucción de tierras para los alimentos y concentración de las riquezas, por la financiarización de la economía mundial, no podemos dejar de objetar con pensamiento crítico profundo, la conciencia del llamado “mundo civilizado occidental y cristiano” en su desprejuicio por la vida humana, por la cual nunca se convocó a combatir una Pandemia del Hambre.

En pleno siglo XXl, países que conservan Colonias como las de los siglos XVl en adelante, producto de invasiones pretéritas que conservan a costa de ocupaciones militares como Malvinas e Islas del Atlántico sur, países que se dicen a sí mismos “el mundo desarrollado” como el reino Unido, España, Francia, EEUU y Holanda entre otros, más aquellos que aceptan compartir el diseño imperial de ocupación de los mares Atlántico con las islas Diego García, Santa Elena, Asención y las mismas Malvinas, como ejercicio efectivo de control de los pasos bioceánicos de nuestro sur y el cerco férreo sobre la Antártida que quieren explotar en sus recursos naturales, poniendo en peligro el planeta en su calentamiento, desconociendo todos los derechos soberanos adquiridos en la........

© Aporrea


Get it on Google Play