We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

"El Florero". Entre la Democracia, el Democratismo y la Oligarquía

4 1 1
09.11.2018

Hay que notificarles a algunos…que ya es otro México y que yo no voy a ser florero…yo traigo un mandato de los mexicanos.

Andrés M. López Obrador, Presidente electo de México

1. La Naturaleza del Florero

El florero es, por definición, un ente delicado. Por su misma fragilidad, su prioridad de sobrevivencia es el equilibrio. Para tal fin debe cumplir con dos condiciones: la individual, que exige mantener el sentido del equilibrio (equilibriocepción), para no caerse; y la sistémica, cuando las condiciones objetivas, su base, se sacuden cual placas telúricas. Si "el florero" conduce relaciones de importancia, debe mantener el equilibrio dinámico del sistema. Esto requiere el Arte de la Política: hacer alianzas que logran la anulación mutua de las fuerzas contrarias que actúan sobre él. El curriculum de sus asesores no puede prescindir, por lo tanto, del estudio obligatorio de la ciencia de los equilibrios: mecánicos, químicos, de la termodinámica y de Nash, entre otros. Influencias sectaristas o amarillistas serían fatales para manejar los inevitables cambios de vectores de poder que sufrirá su proyecto histórico.

2. Equilibrista en un mundo bipolar

De la misma manera, la educación en política de los cuadros y ciudadanos ha de girar inevitablemente en torno a ese concepto. Cuando se trata del temible intento de dirigir una transición democrática-social en un contexto antidemocrático y dependiente, como Lula, el proyecto centrista de transformación se debatirá a priori entre la vida y la muerte, es decir, entre la democracia y la clase dominante. El campo de actuación nacional y global es binario o bipolar y limitado en el tiempo (por el sistema electoral). La nación hoy día es un subsistema sometido al más brutal........

© Aporrea