We use cookies to provide some features and experiences in QOSHE

More information  .  Close
Aa Aa Aa
- A +

De rodillas

4 1 12
26.09.2021

Siempre me ha sorprendido el pasaje bíblico del libro de Eclesiastés que habla sobre el tiempo: «Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora». Eclesiastés. 3:1. Si nos detenemos a pensar, en la vida hay tiempo para cada cosa, aunque no lo planeemos. Un día nos reímos y, al siguiente, podemos llorar. Hay tiempos que llegan de sorpresa, otros que se van dando, que los vamos vislumbrando y otros que debemos discernir.

Nuestra amada Venezuela está viviendo tiempos malos, se han venido dando, nos han sorprendido, nos han consternado; sin embargo, muchos viven este tiempo como si fuera un buen tiempo, como si lo que acontece es sólo para unos cuantos, entre los cuales ellos no se cuentan. Son estos tiempos los que debemos discernir, los que debemos ver con ojos espirituales para poder actuar más allá del impacto que nos causan en el día a día. Nuestras fuerzas se hacen débiles ante la avalancha del mal; no hay respuesta en nuestra sabiduría para enfrentar la tormenta de mentiras que nos comunican a diario; tratar de mantener el ánimo nos hace sentir hipócritas; la incertidumbre es la reina en nuestros pensamientos.

Entonces ¿qué clase de tiempo es este que estamos viviendo? ¿Cómo podemos hacerle frente a un tiempo marcado por el mal? Al hacerme estas preguntas elevo mis ojos al Cielo, entonces una respuesta viene........

© Analítica


Get it on Google Play